Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevos hallazgos de osamentas humanas

Se trata de tres entierros prehispánicos de hace 1600 años encontrados en la comunidad Nueva Esperanza en Usulután

Según Akira Ichikawa, director de la investigación, las osamentas están en perfecto estado.

Según Akira Ichikawa, director de la investigación, las osamentas están en perfecto estado.

Según Akira Ichikawa, director de la investigación, las osamentas están en perfecto estado.

Tres osamentas humanas de más de 1600 años de antigüedad fueron descubiertas por investigadores japoneses y salvadoreños en la comunidad Nueva Esperanza en el departamento de Usulután, según informaron ayer autoridades de la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura).

"Este es el primer hallazgo de esta naturaleza que hemos realizado en los últimos años y permitirá al país conocer más sobre los primeros pobladores de esta región", comentó Ramón Rivas, Secretario de Cultura.

La investigación fue coordinada por Akira Ichikawa, investigador de la Sociedad Japonesa para la Promoción Científica del Museo Nacional de Etnología.

Ichikawa explicó que se trata de tres entierros prehispánicos que se encuentran en perfecto estado de conservación, según estudios preliminares que se realizaron.

Los entierros estaban acompañados con ofrendas y los cuerpos se encontraron en posición sentada, con la piernas cruzadas, aspecto registrado en sitios como Kaminaljuyú en Guatemala y Teotihuacán en México, lo cuales constituyeron centro de poder en el territorio mesoamericano.

El investigador también añadió que uno de los entierros corresponda posiblemente a un joven de 15 años de edad y los dos últimos puede que se trate de dos adultos mayores de 20 años.

El descubrimiento de las osamentas inició desde 2007 cuando Gilberto Berríos Chicas y Jesús Jacobo Domínguez, estudiantes de la carrera de antropología de la Universidad Tecnológica informaron de la presencia de materiales arqueológicos durante su trabajo de tesis.

El descubrimiento y la recuperación de las osamentas se realizó en abril pasado en un pozo de 4x2 metros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación