Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La novia de primavera y verano 2015

Óscar de la Renta y Carolina Herrera ofrecen colecciones nupciales elegantes y variadas, en las que mezclan el romanticismo clásico con toques vanguardistas

Bikini y pareo nupcial de la colección de Óscar de la Renta. FOTO / AGENCIAS

Bikini y pareo nupcial de la colección de Óscar de la Renta. FOTO / AGENCIAS

Bikini y pareo nupcial de la colección de Óscar de la Renta. FOTO / AGENCIAS

La elegancia, el romanticismo clásico y los toques actuales que caracterizan los diseños del dominicano Óscar de la Renta y de la venezolana Carolina Herrera resaltan en las colecciones nupciales para la primavera y el verano 2015.

De la Renta apuesta por una colección que respeta las normas de etiqueta, con un toque sexy y moderno, en donde los tonos blanco marfil son combinados con joyas delicadas, como collares de perlas, collar de plata y oro, anillos de cristales y pendientes en diamantes de color rosa.

Sin embargo, el blanco puro se integra también en algunos vestidos de algodón de línea recta, ideales para una ceremonia en un ambiente más natural, como en la playa o en el campo, dando un look más bohemio pero elegante.

Asimismo, el dominicano propone a una mujer más cómoda y amante de las bodas en la playa, la cual puede lucir un bikini y un pareo nupcial hechos de algodón en color arena. Unas flores silvestres son perfectas para adornar a la novia.

El diseñador no olvida a las mujeres que quieren lucir vestidos de princesas, por ello propone grandes volúmenes en las faldas, hechas con seda o tul.

La variedad de esta colección primaveral veraniega es amplia, tanto que De la Renta también ha creado vestidos para las más cosmopolitas, uno de los más destacados es un corto, ideal para una boda civil.

Las flores, la seda chantilly, la organza, los encajes y los bordados en hilos plateados decoran los vestidos de De la Renta, quien opta por una novia que ama el lujo no exagerado.

Las niñas que acompañan a las novias no quedan fuera de esta colección, por ello incluye una serie de vestidos delicados y muy manejables, algunos combinados con toques de tonalidades rosa y celeste.

Carolina Herrera, al igual que De la Renta, optó por una colección nupcial muy variada, con escotes de corazón, palabra de honor, en uve, cuello barco, y mangas largas y cortas. Además sus cortes van desde los más voluminosos en las faldas hasta los más ceñidos al cuerpo.

Así su serie de prendas se concentra como siempre en un lujo sobrio y al mismo tiempo palpable, los vestidos de tul de seda con ornatos de encaje desvelan a una novia pura, capaz de conmover al más escéptico.

Mientras que, las novias más vanguardistas lucen en sus pechos encajes realizados con cortes láser, mientras sus cinturas son decoradas por delicados detalles péplum.

El escote profundo en las creaciones es un detalle audaz y refinado para una novia que ama combinar al romanticismo y la seducción, dando un acabado más refinado.

"Capas de tul superpuestas e interminables sobre las abundantes faldas en linea 'A', la delicadeza del bon-ton imperial se hace presente en lazos de seda satinada para la novia que sueña con un matrimonio de princesa", publica el sitio Moda Preview Internacional.

Seda georgette, shangtu, encajes, tul, seda, seda chantilly y gasa son las texturas usadas por la venezolana para su colección nupcial de primavera verano 2015, la cual realzó con bordados, volantes, lazos y pedrería.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación