Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nori Flores: "Nunca imaginé que iba a ser cantante"

Hoy, con 45 años en la escena musical, la vocalista de la Orquesta Internacional Hermanos Flores dice que el canto es su felicidad

La reconocida cantante tropical, Nory Flores, planea dedicar una canción a su público para que la recuerden con alegría y baile. Foto EDH /Ericka Chávez

La reconocida cantante tropical, Nory Flores, planea dedicar una canción a su público para que la recuerden con alegría y baile. Foto EDH /Ericka Chávez

La reconocida cantante tropical, Nory Flores, planea dedicar una canción a su público para que la recuerden con alegría y baile. Foto EDH /Ericka Chávez

Vestida con un traje azul brillante, con cuentas que deslumbran aún más, espera en el jardín de un hotel capitalino una de sus tantas presentaciones, de las que ya perdió la cuenta. Sin embargo, jamás olvida la primera vez que estuvo en un escenario para cantar y tocar el saxofón. Y es que la música y el canto ha estado inherente en su vida. Este 2014 celebró 45 años de trayectoria artística.

Nory Flores, uno de los rostros femeninos más conocidos en el género tropical de El Salvador, es la voz principal de la Orquesta Internacional Hermanos Flores, con la que ha forjado su trayectoria musical. Es casi inconcebible desligar a Nora Rodríguez de Guerrero, su nombre real, de la orquesta y viceversa.

—¿Qué significan 45 años de carrera musical?—, sin titubear, Flores dijo sentirse satisfecha por ser un referente femenino en el país que ha persistido en el género durante tantos años. "Me parece imposible haber llegado a 45 años con tiempos demasiado complicados. Me siento complacida", dijo con su voz baja y afónica, evidencia de sus trabajo vocal interminable.

Nory Flores pertenece a una extensa familia musical. Fue su padre quien fundó la orquesta e introdujo a cada uno de sus hijos a la música.

"Mi papá nos puso a estudiar la solfa, de nueve a 11 años y de 11 a 13 nos puso a tocar un instrumento". Ella aprendió a ejecutar el saxofón y ese era su rol dentro de la orquesta; sin embargo, su historia con él tuvo un final triste, tanto así que Nory hasta olvidó cómo tocarlo.

Por el contrario, el canto se introdujo en su vida de manera paulatina y se quedó para siempre. Sus participaciones al principio eran esporádicas hasta que la voz femenina del grupo de ese momento, dada por Elsy Noemí Arévalo, falleció.

Desde ese momento, Nory relató que era difícil encontrar una voz femenina que se acoplara al ritmo de la vida musical. Su papá decidió "dejarla en la delantera" y nunca más la abandonó.

Esa decisión marcó la vida de esta oriunda de San Vicente, quien afirmó que "nunca imaginé que iba a ser cantante". Las condiciones, la vida musical o los instrumentos fueron los elementos que la ayudaron a que el canto se convirtiera en su pasión.

Con solo trece años, Nory subió por primera vez a un escenario. Fue en Nejapa, municipio de San Salvador, que las primeras notas del sabor tropical de Los Hermanos Flores ponían a bailar a los salvadoreños.

Los nervios de ese momento, ahora, son cosa del pasado. Según la cantante, su padre acostumbró a ella y a sus hermanos a tocar sus instrumentos en casa, los vecinos se acercaban, y de un momento a otro la casa estaba llena. Desde las ventanas, las personas observaban ya el talento de Nory y sus hermanos.

La orquesta está por cumplir 55 años ininterrumpidos de estar en la escena musical, y al cuestionar a Nory sobre cómo ha sido labrarse camino, la artista aseveró que la paciencia y la tolerancia han sido esenciales en el trabajo, como orquesta, y también de su carrera.

"Si uno pierde rápido la cordura todo se destruye rápido, todo se termina rápido. En toda empresa, en la vida, lo que triunfa y la gente que tiene éxito es a base de mucha perseverancia y tolerancia. Es demasiado raro lo que llega de un solo y se queda. Estar en esa cúspide se requiere de mucha perseverancia, tolerancia y paciencia para mantener el equilibrio entre los integrantes", detalló.

Cantar por más de cuatro décadas junto a la orquesta le ha permitido ser reconocida a nivel internacional. Quizá muchos proyectos musicales a nivel personal han quedado a un lado. Pero Nory expresó, tajante, que "si no es en Los Hermanos Flores ahí se termina mi carrera artística. O es lealtad o es que por esto nací y ni puedo hacer nada más".

El reconocimiento ha trascendido el nivel artístico. En 2008 fue declarada "Hija Meritísima de San Vicente" y en 2013 fue señalada como una de las 100 mujeres que han dejado huella en el país. "Si me aceptan seguiremos trabajando", concluyó Flores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación