Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El 13 % de niños tiene sobrepeso en el país

Diabetes, alergias, alteraciones esqueléticas son algunas consecuencias

El 13 % de niños tiene sobrepeso en el país

El 13 % de niños tiene sobrepeso en el país

El 13 % de niños tiene sobrepeso en el país

Según un estudio del Ministerio de Salud de El Salvador, el 10 % de niños de 7 a 9 años padece de obesidad y el 13 % padece sobrepeso. De ahí que especialistas en salud recomienden cuidar la nutrición desde los primeros meses de vida.

Para ello es importante saber que no se debe de restringir la alimentación de un niño en crecimiento, sino, conocer cuál es la cantidad de ingesta calórica diaria a consumir de acuerdo a la edad.

La nutricionista Guadalupe Argueta asegura que los niños de 4 a 6 años deben consumir 1,300 calorías diarias, los niños de 7 a 10 años 1,800, las niñas de 4 a 6 años 1,300 y las niñas de 7 a 10 años 1,700.

Sin embargo, aunque el problema se ha incrementado en el rango de estas edades, según el pediatra neaoatólogo Oscar Melara, la nutrición debe empezar desde el primer día de vida para no causar un descontrol en el metabolismo ni en la salud del niño.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, entre las más graves, aseguró Melara.

Sin embargo, agregó que también pueden generar problemas de alergias, empeorar el cuadro clínico de pacientes asmáticos, alteraciones esqueléticas específicamente a nivel de columna vertebral, rodillas y tobillos y problemas gastrointestinales.

Ante esta problemática los especialistas recomiendan nunca poner a dieta sin un diagnostico , ni hacer cambios drásticos en la dieta de un niño para "adelgazarlo", ya que en ocasiones en esa etapa no es necesaria la pérdida de peso y puede afectar su crecimiento y desarrollo.

Asimismo, se deben respetar las etapas de alimentación, lo que significa, seno materno exclusivo durante los primeros seis meses de vida y luego, a partir de esa edad, introducir gradualmente frutas, verduras, cereales, legumbres, pollo y res, brindándole una dieta balanceada, según las indicaciones del pediatra.

Lo ideal, sugirió Argueta, es mantener una alimentación que incluya los seis principales grupos de alimentos: carbohidratos, proteínas, grasa, leche, frutas y vegetales. El consumo de estos últimos dos será aprendido para quienes los rechazan, siempre con mucha creatividad y paciencia por parte de los padres.

También se recomienda mantener la actividad física un mínimo de 60 minutos diarios, que vaya de intensidad moderada o vigorosa y que sea una actividad adecuada a la fase de desarrollo del niño.

Finalmente, Melara dijo que además de crear conciencia en los padres de familia, es necesario que los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y público, participen en la creación de entornos saludables y de condiciones de asequibilidad y accesibilidad de opciones dietéticas más saludables para los niños y los adolescentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación