Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Músicos salvadoreños en el extranjero

Radicar fuera de las fronteras salvadoreñas fue su opción para estudiar lo que más ansiaban: música. Ahora, estos jóvenes regresan al país para compartir su talento musical.

Estudios en violín, cello y contrabajo son algunas de las carreras que han escogido los jóvenes.

Estudios en violín, cello y contrabajo son algunas de las carreras que han escogido los jóvenes.

Estudios en violín, cello y contrabajo son algunas de las carreras que han escogido los jóvenes.

Migrantes. Esa palabra que ha marcado a miles de salvadoreños que buscan fuera de El Salvador mejores condiciones de vida. No importa edad, sexo o estrato económico, los salvadoreños han decidido salir del país por infinitas razones, sobre todo por inseguridad y por faltas de oportunidades. Los jóvenes también se suman a este éxodo ante un contexto que cada vez es más adverso en el país.

De acuerdo a un estudio realizado por Diálogo Interamericano en 2014, el 40 % de hombres y el 31 % de mujeres entre 18 y 30 años consideran migrar. Un día, jóvenes que querían educarse y formarse como músicos también consideraron salir del país. Así lo hicieron: tomaron su equipaje y sueños y partieron hacia otros países donde sí existe la posibilidad de ser licenciado en cello, violín, arpa, trompeta… en la especialidad de música que ellos desean.

Esos mismos jóvenes que aún siguen formándose como músicos en universidades de Costa Rica, México, Estados Unidos y Rusia regresan al país para compartir su experiencia como estudiantes de música que buscan una formación educativa de calidad.

Es el "Primer encuentro de músicos salvadoreños en el extranjero" el que reúne a 10 jóvenes que estudian música en el exterior con el fin de exponer a los salvadoreños su talento y compartir parte de su educación musical y experiencia personal con otros jóvenes que aspiran ser profesionales en el arte.

Carlos Esquivel, violinista y uno de los organizadores del encuentro, expresó que "como primer esfuerzo decidimos hacer un encuentro de una semana. Es una exposición para ellos pero también queremos fortalecer la interacción de ellos con los músicos que estamos aquí".

Ha sido la red de sinfónicas del país la que se puso en contacto a estos músicos en el extranjero con los que están en suelo nacional. En algún momento tocaron juntos o fueron compañeros y eso permitió que la comunicación se facilitara para realizar el foro.

Sandra Rivera estudia licenciatura en Educación Musical, especialización en violín, en Estados Unidos; Daniel Domínguez se forma en Composición Musical y violín en la Universidad Bautista de California; Efraín Benavides viajó a México para estudiar violín en el Conservatorio Superior de Música en Toluca y Sofía Bautista se encuentra en el mismo centro educativo para formarse como licenciada en cello. José Caminos viajó hasta la capital mexicana para estudiar contrabajo en la Escuela de Música Ollin Yolitzli.

En Costa Rica, se encuentran Abdel Méndez, quien se forma como violinista en el Instituto Nacional de Música, y Susana Pérez se instruye como cellista en la Universidad de Costa Rica. Daniel Barrientos migró hasta Europa para formarse en viola. Es en la Academia Gnessin de Música de Moscú donde se especializa en dicho instrumento.

Ellos son los jóvenes que, del 10 al 17 de julio, compartirán parte de su formación como músicos. A ellos se suma la mezzosoprano, Isabel Payés.

"La cláusula es empezar a darle sentido a su migración. Cuando regresan no saben cómo mostrar su progreso, todo ese bagaje. Solo venir a tocar unifica y creamos un entorno saludable para que se desarrollen y que sepan que los necesitamos aquí. Ellos podrán ser piezas claves para el fomento de la educación musical en el país", aseveró Esquivel.

Estos músicos formados en escuelas especializadas en el exterior son el reflejo del poco esfuerzo por cualificar las artes y sus diversas expresiones en El Salvador. A pesar de eso, una esperanza germina con el anunció de la creación de la licenciatura en música en el país para 2016.

Los conocimientos de música y la agudeza de estos jóvenes salvadoreños podrán conocerse el próximo viernes 10 de julio con el concierto de inauguración en el auditorio de Fepade, a las 7:30 p.m., la entrada será de $5.00.

El concierto inaugural estará a cargo de la Joven Orquesta de El Salvador (JOES).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación