Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un museo dedicado a Harry Potter, el sueño cumplido de un mexicano

Asher Silva adquirió en el 2001 una varita que aparece en la saga de Harry Potter, pero nunca imaginó que años después esta sería solo la primera de una colección de más de 4.000 piezas

Un museo dedicado a Harry Potter, el sueño cumplido de un mexicano

El mexicano Asher Silva adquirió en el 2001 una varita que aparece en la saga de Harry Potter, pero nunca imaginó que años después esta sería solo la primera de una colección de más de 4.000 piezas, ganadora del récord Guinness, y que abriría su propio museo dedicado al joven mago. 

Figuras de acción, libros, bufandas, juegos de mesa, peluches y escobas son algunos de los artículos alusivos al famoso aprendiz de mago que se exhiben en "La casa de Asher Potter", el museo que Silva inauguró en su residencia en la céntrica colonia del Valle, en la Ciudad de México. 

El museo aprovecha cada rincón de la casa. En el jardín hay un pequeño campo de Quidditch, el deporte más popular entre los jóvenes de la escuela Hogwarts.

 

Una cafetería al fondo del inmueble sirve bebidas temáticas, como la cerveza de mantequilla, una de las favoritas de Harry Potter y sus amigos.
 
Silva planea la construcción de un simulador de vuelo sobre escoba y una maqueta de los valles que recorre el tren del mundo mágico. 
"Es un sueño cumplido (...) jamás lo imaginé", declaró a Efe el aficionado de 38 años, quien realizó este proyecto para compartir con más personas su "testimonio histórico de 15 años" de seguimiento a Harry Potter. 

Su extenso repertorio de objetos lo hizo acreedor en 2014 del récord Guiness por tener la mayor colección de artículos de la saga de la escritora británica J.K. Rowling. 

En ese entonces se contabilizaron oficialmente 3.097 objetos, pero "ya son más de 4.000, necesito notificarlo a Guiness", comentó Silva. 
Cuando se dio cuenta, hace unos años, de que estaba "haciendo una colección en forma", la necesidad de llevar un control llegó al aficionado "como de cascada". 

Así, Silva elaboró un inventario con fotografías y descripción de cada uno de los artículos, en el que dividió su colección en 50 categorías. 
Rebasado por su afición, decidió abandonar su carrera como abogado litigante para dedicarse "en cuerpo y alma al crecimiento y evolución" del museo, al que ahora puede destinar hasta 16 horas diarias de trabajo. 

Admitió, además, que haber estudiado una maestría en derecho corporativo le "da herramientas" para administrarlo. 

Silva dijo que recibe en su museo a personas de todo el país. Un niño de 13 años viajó con su familia desde el oriental estado de Veracruz solo para conocerlo y regalarle una figura de uno de los personajes de la saga hecha por él mismo con ligas de hule. Ésta pieza es la más reciente de su colección, contó. 



"La gente que viene aquí y vive una experiencia mágica es un regalo para mí", expresó Silva, quien agregó que el reconocimiento que ha logrado "es proporcional a la interacción de los fans" que comparten su pasión y lo han apoyado. 

Junto con otros aficionados de Harry Potter y con la ayuda de las redes sociales, Silva organiza representaciones, concursos de dibujo, convivencias y proyección de películas para continuar "la magia fuera los muros" del museo. 

"Cada vez hay más interacción con la gente, (...) esto se está nutriendo, está creciendo", afirmó. 

Asher Silva dijo sentirse contento con la "bendición" de poder compartir su mayor afición y afirmó que no hay mejor lugar para hacerlo que en su casa. 

"Aunque en un principio me catalogaron como el loco que nada más está junte y junte cosas, (...) creo que ya vieron que mi camino tenía un sentido", comentó. 

Silva, quien describió a su afición por el mundo de Harry Potter como un "cúmulo de satisfacciones que no termina y no terminará", quiere añadir a su colección un automóvil Ford Anglia como el que aparece en la saga, pero, por ahora, se concentrará en lograr que los visitantes pasen por la tienda de recuerdos antes de salir.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación