Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Museo de Arte se pone sinfónico bajo las estrellas

Por segundo año consecutivo, la Fundación Azteca da concierto.

Los niños y jóvenes que integran la Orquesta Esperanza Azteca impresionaron al público con su entrega. fotos EDH / Jorge Reyes

Los niños y jóvenes que integran la Orquesta Esperanza Azteca impresionaron al público con su entrega. fotos EDH / Jorge Reyes

Los niños y jóvenes que integran la Orquesta Esperanza Azteca impresionaron al público con su entrega. fotos EDH / Jorge Reyes

El Museo de Arte de El Salvador realizó por séptima vez el "Concierto bajo las estrellas".

El escenario, como ya es tradición, fue la Plaza de los Artistas. Pero esta vez, los acordes y las voces estuvieron a cargo de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca, de la Fundación Azteca de El Salvador.

En total participaron 201 niños, distribuidos por instrumentos musicales y en el coro. La dirección estuvo a cargo del maestro Martín Jorge.

Entre las piezas que fueron ejecutadas figuraron Carmina Burana, Obertura Mexicana, América, Duerme Negrito, Judas Macabeo, Oye cómo va, entre otras.

"La orquesta ha crecido y ha tenido muchos avances y esto se ha reconocido. Estos jóvenes están emocionados con seguir haciendo estos conciertos", manifestó orgulloso el director de nacionalidad uruguaya.

"Cómo ha pasado el tiempo, ya son 10 años desde que vine a El Salvador y aunque no se lo crea Migración me siento salvadoreño", añadió el artista.

Los niños de la orquesta cuentan entre 3 y 4 años de estar estudiando y como lo resaltó el director del Marte en su discurso de bienvenida, son verdaderos artistas que deben ser apoyados.

"Tenemos a estos talentos, con lo que todo artista quiere y necesita. Un fuerte aplauso", expresó.

La entrega y pasión de los pequeños artistas enamoraron a los allí reunidos, quienes les retribuyeron con fuertes aplausos.

Camila Fabiola Rodríguez, de 8 años, asistió para ver a su primo Joaquín, de 12, que integra el coro. "Es muy genial que mi primo cante", añadió.

Luego aclaró que no está en el coro, solo porque en su tiempo libre se dedica al ballet.

El público llenó la Plaza de los Artistas y disfrutó del espectáculo bajo un cielo estrellado y un clima agradable.

Hay que destacar que la Fundación Azteca El Salvador nació con el objetivo de aportar al desarrollo de los sectores más vulnerables del país. Por eso trabaja para darle opciones a la niñez salvadoreña a través de la música. Es parte de Grupos Salinas (México).

La entidad tiene en su agenda temas que van desde la prevención de las drogas hasta campañas a favor del medio ambiente.

Martín Jorge aprovechó para informar que la segunda orquesta Esperanza Azteca, en Santa Ana, ya está conformada y pronto iniciará su temporada de conciertos.

Asimismo, indicó que a partir de hoy se dará inicio a la inscripción de niños y jóvenes que deseen unirse a este proyecto, en las oficinas de ProArte. Tel.: 2210-3911.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación