Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La montaña, clima fresco en verano

[ Ecoturismo en días de calor ] En estos días calurosos, el turismo de montaña en El Salvador es una opción para disfrutar en familia o con amigos

Restaurante Keltepet, en Juayúa. Con un amplio menú y un ambiente fresco.

Restaurante Keltepet, en Juayúa. Con un amplio menú y un ambiente fresco.

Restaurante Keltepet, en Juayúa. Con un amplio menú y un ambiente fresco.

Por su geografía, El Salvador ofrece una amplia opción para hacer turismo de montaña en estos días calurosos.

Sin necesidad de salir de la capital se puede obtener un clima fresco en el Parque Nacional El Boquerón, en donde hay una serie de establecimientos para compartir con la familia y amigos. Entre ellos está el restaurante y jardín ecológico Café del Volcán, donde encontrará un variado menú para chicos y grandes.

En la misma zona se encuentra Plaza El Volcán, con una amplia oferta de restaurantes, terrazas para observar la ciudad y senderos armoniosos con la naturaleza.

En el norte del país está el Parque Nacional Cerro Verde, y entre sus atractivos principales se destacan los senderos interpretativos, miradores, flora y fauna y el orquidiario. Los guías turísticos juegan un papel importante en el recorrido, ya que ofrecen una visión mucho más didáctica del lugar.

En Juayúa, Sonsonate, se encuentra cabañas y restaurante Kaltepet, en donde la familia puede compartir y relajarse en medio de la naturaleza.

El establecimiento ofrece para los niños un jardín de juego y amplio espacio al aire libre, donde pueden divertirse sin parar.

Otro destino refrescante es el Parque Nacional El Imposible, Ahuachapán, la reserva más grande del país para muchas especies de flora y fauna.

Y para los amantes de la aventura también representa una buena opción de caminatas extremas.

Todos los recorridos se hacen con guías y por senderos en buenas condiciones para disfrutar de los atractivos ríos, miradores, sitios arqueológicos y el famoso Paso del Imposible.

Una opción más es el Parque Nacional Montecristo en Metapán, Santa Ana, un bosque nebuloso que abarca 2,000 hectáreas e incluye tres importantes cerros: Montecristo, Miramundo y Brujo, con una altura de hasta 2,418 metros sobre el nivel del mar.

Uno de los atractivos favoritos del lugar es el Jardín de los Cien Años, en donde se resguardan especies de orquídeas.

El cerro Miramundo es otro de los atractivos de la zona y cuenta con un amplio cultivo de flores y hortalizas.

Para disfrutar del clima frío no se puede dejar fuera el Cerro El Pital, Chalatenango, considerado uno de los mejores lugares para acampar.

La zona de campamento está a unos 2,700 metros sobre el nivel del mar, entre los dos picos de la montaña, por lo que se forma un corredor de viento refrescante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación