Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Michael Douglas

"...Es un momento difícil para el cine independiente"

El actor habla con soltura de su transformación en Liberace para el filme "Behind The Candelabra" de Steve Soderbergh, película que se verá por HBO en EE. UU.

"...Es un momento difícil para el cine independiente"

"...Es un momento difícil para el cine independiente"

\"...Es un momento difícil para el cine independiente\"

Cuando en Agosto de 2010, Michael Douglas anunció públicamente que tenía cáncer en la garganta, jamás imaginamos que podíamos volver a verlo en el cine. Sin embargo, se recuperó por completo y es el primero en salir a hablar abiertamente del tema "El cáncer oral aumenta cada vez más en Estados Unidos y tal cual como en mi caso, muy poca gente lo sabe", afirma él mismo. "Como muchos, yo también pensé que era un cáncer que solo impactaba a gente más grande o a quienes fumaron la mayor parte de sus vidas. Pero lamentablemente, el grupo de personas que más lo padecen son jóvenes que ni siquiera fuman. Un virus muy común que también es responsable del cáncer cervical, ahora se identifica como el responsable del cáncer oral". Pero con una simple revisación médica o del dentista, sin dolor alguno, es posible descubrirlo a tiempo, para encontrar una cura como el caso de Michael Douglas que recomienda: "La próxima vez que visites al dentista o tu médico, deberías pedir una simple revisación. Encontrar el cáncer a tiempo, puede salvar tu vida".

¿La vuelta al cine con Matt Damon, interpretando a Liberace, es la mejor manera de demostrarlo?

- Claro, la película fue un regalo que llegó justo después de mi cáncer. Y estoy eternamente agradecido al director Steven Soderbergh, Matt Damon y todos aquellos que me esperaron, por mi salud.

¿Steven Soderbergh no le había ofrecido esta misma película trece años atrás, cuando juntos filmaron 'Traffic'?

- Sí, pero en ese entonces pensé que estaba bromeando. Yo estaba interpretando un zar de las drogas en la película 'Traffic' cuando muy pensativo, Steven (Soderbergh) me preguntó: "¿Alguna vez pensaste en Liberace?" No tenía nada que ver con lo que estábamos haciendo, por un momento me volví un poco paranoico y supongo que yo traté de salirme por completo con un "muchas gracias", olvidándome de todo. Pero siete años después, al parecer Steven Soderbergh encontró la forma de volver con el tema, por el libro 'Behind the Candelabra' que había escrito el amante Scott Thorson. Creo que después le mostró el libro a Matt Damon, con una foto de Scott vestido de chofer y le dijo que él iba a ser el amante de Liberace... en el cine.

¿Conoció alguna vez al verdadero Liberace?

- A Libertace lo conocí muy breve, una vez, cuando tenía 12 años. Yo había ido a visitar a mi padre en una casa que él tenía en Palm Springs, en California, donde Liberace también vivía. Me acuerdo que era un día brillante en Palm Springs y el sol brillaba todavía más en el collar de oro y los anillos de este hombre que había bajado de un Rolls Royce convertible. Tenía una enorme sonrisa, muchísimo pelo fuera de lugar... Ahora sé por que (Risas). Y era encantador. Kirk (Douglas), mi padre lo conocía muy bien, recién se había jubilado. Todos decían que era maravilloso como anfitrión, alguien muy, pero muy generoso y gracioso al mismo tiempo. Es el antecesor de Elton John y Lady Gaga, en términos creativos de estilo.

Según cuenta Matt Damon, la escena con Michael Douglas en la cama estaba planteada con el principio de una discusión, donde a medida que la pelea aumentaba "Yo me vuelvo cada vez más cerca y eventualmente terminamos juntos en la cama, como una pareja de casados", contó Matt. "Estoy muy orgulloso de esa escena, porque mi trasero se ve muy grande en el cuadro, aunque está fuera de foco porque la cámara mira a Michael Douglas".

No es fácil evitar la sonrisa con solo imaginar la filmación de una escena como esa, pero al momento de verla en una pantalla gigante de cine, como bien dice Matt Damon: "No es algo que no se pueda ver, están todos más que bienvenidos a verlo, pero te advierto, no es algo que puedas olvidarte, si decides mirar... va a quedar pegado en tu memoria". Veamos que opina Michael Douglas, de la misma escena.

¿Qué tan difícil fue la filmación de las escenas de amor con Matt Damon? El bromea diciendo que al besarlo a usted, sintió que también estaba besando a Sharon Stone o Demi Moore.

- (Risas) Lo bueno es que yo había trabajado antes con Steven (Soderbergh) y conocía muy bien a Matt (Damon). No tuve que pasar por el típico baile de las presentaciones. Apenas leímos el guión, nos pusimos a trabajar, solo le pregunté a Matt que gusto de lápiz labial quería que me pusiera (Risas). Salió todo muy rápido, nadie es más rápido que Steven y la experiencia fue maravillosa.

¿En ningún momento tuvo dudas de mostrar en cine la vida tan privada, tan poco conocida de Liberace, con la polémica homosexualidad o el apasionado beso con Matt Damon?

- La gente conocía a Liberace. Y esta era la primera vez que yo iba a interpretar alguien que la gente conoce tan bien. Por ahí tenía mis serias dudas, particularmente porque él también era el doble de tamaño que yo. Yo estaba un poco decepcionado con el aspecto físico. Pero traté de atacarlo por el lado de la voz. Con Steve (Soderbergh) pensamos que si lográbamos un buen número musical como Boogie Woogie, no íbamos a tener que insistir mucho más en el tema musical. Y pedí el video de un número musical donde pudiera ver a Liberace tocándolo, porque yo no soy ningún pianista y tenía que aprender.

¿Aprender piano fue tan fácil como suena?

- No. Cuando empecé con las clases de piano yo mismo pensé "Esto no va a funcionar". Pero al tener la filmación, podía verlo, podía practicar, poniendo las manos en el lugar correcto. Y haciéndolo una y otra vez, pude acercarme lo suficiente, donde solo un experto puede prestar atención a los movimientos de mis dedos.

¿Y el cambio físico?

- Matt (Damon) decía que estábamos bendecidos por haber hecho las pruebas de peinado y maquillaje con gente tan talentosa. Necesitábamos por lo menos tres cambios físicos: el primer 'look' cuando recién nos conocíamos, después cuando engordamos juntos y al final, cuando tienen cirugía estética. Y el proceso de maquillaje y peinado me ponía siempre muy nervioso, pero pienso que hicieron un excelente trabajo. Ni hablar del vestuario fabuloso que tuvimos.

El gran logro de la transformación, además de la osadía de un beso homosexual entre dos grandes como Michael Douglas y Matt Damon, cuenta con todos los factores de una nominación al Óscar. Sin embargo, el tema no es tan fácil, porque para asegurar la financiación de la producción, el director Steven Soderbergh se comprometió con el canal de TV cable HBO, para estrenar la película por televisión, dentro de Estados Unidos. Pero en la competencia del Óscar no pueden participar películas de TV, porque el primer requisito que impone la Academia es que las películas nominadas hayan sido proyectadas en una pantalla de cine del país. Y aunque en el resto del mundo, la película primero se ve en el cine, dentro de Estados Unidos, 'Behind the Candelabra' solo se ve en TV.

En la época de Liberace nadie se animaba a declarar abiertamente su homosexualidad, en Hollywood. ¿El hecho de estrenar esta película en un canal de TV por cable como HBO demuestra que los grandes estudios no quieren saber nada con el tema de la homosexualidad en cine?

- Yo no vivo más en Hollywood, ahora vivo en la costa este, pero digamos que es un momento difícil para el cine independiente. Los estudios parecen estar casados con las apuestas en presupuestos gigantes con campañas fabulosas de marketing que puedan lograrlo, pero no creo que el tema gay sea el problema de producir con un gran estudio una película como 'Behind the Candelabra'. Simplemente, no se quieren preocupar con películas de tan bajo presupuesto y por eso, al menos en Estados Unidos, la televisión de cable se convirtió en el mejor punto de acceso. Muchos de nosotros hicimos antes películas de bajo presupuesto donde después también falta la publicidad y es muy frustrante trabajar por nada, para que la única publicidad termine siendo nuestras entrevistas. Por eso me pareció maravillosa la combinación de asegurar el estreno con HBO, en Estados Unidos, para seguir en cine con el resto del mundo.

¿Quiere decir que la televisión se está volviendo más interesante que el cine?

- Cada vez son más los guionistas que se mudan al mundo de la televisión, porque además de guionistas también son productores y económicamente tiene sus ventajas, además de la autonomía. En televisión se puede lograr una ambigüedad que no existe en cine. En televisión, un autor puede escribir una novela, con diferentes episodios que se centren puramente en un personaje, sin los típicos clichés del cine. Creativamente, hoy, es mucho más emocionante.

¿Pero el hecho estrenar en televisión la película 'Behind the Candelabra' no lo descarta por completo del Óscar o se conforma con haber estrenado la película en el Festival de Cannes?

- Totalmente, es lo mejor que podemos conseguir. En Cannes, estuve antes con diferentes películas. Y creo la única película donde me asociaron con el premio de la Palma de Oro fue 'Síndrome de China'. Pero siempre la pasé bien en ese festival. Me recuerda la celebración del cine que a veces se pierde en Estados Unidos. Siento que en Cannes el público es muy apasionado con las películas y algo así, te renueva las energías por tratar de hacer un buen trabajo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación