Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Millones de vidas salva el control del tabaquismo

Según las autoridades de EE. UU., aproximadamente 443,000 estadounidenses mueren prematuramente cada año por causas relacionadas al tabaquismo Las etiquetas grotescas, según un estudio, ayudan a persuadir a los fumadores para abandonar el hábito

En Estados Unidos la esperanza de vida para personas de 40 años ha aumentado en más de cinco años desde 1964, gracias al control del tabquismo. foto EDH

En Estados Unidos la esperanza de vida para personas de 40 años ha aumentado en más de cinco años desde 1964, gracias al control del tabquismo. foto EDH

En Estados Unidos la esperanza de vida para personas de 40 años ha aumentado en más de cinco años desde 1964, gracias al control del tabquismo. foto EDH

Las medidas en contra del tabaquismo han salvado aproximadamente ocho millones de vidas en Estados Unidos desde la publicación de un reporte en 1964 que vinculó el fumar con enfermedades, de acuerdo con cálculos de un estudio; sin embargo, el principal investigador de enfermedades del país señala que decenas de otras naciones realizan un mejor trabajo tratando de disminuir el consumo de tabaco.

El estudio fue publicado en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense. La edición conmemora el medio siglo del reporte del director de Salud Pública de Estados Unidos, al que se atribuye haber detonado las alarmas de los peligros del tabaquismo.

En un estudio, investigadores utilizaron encuestas nacionales de salud y tasas de mortalidad para calcular cuántas muertes podrían haber ocurrido desde 1964 si hubieran continuado los hábitos de fumar de los estadounidenses y las muertes relacionadas al ritmo que ocurrían antes del informe.

Más de 42 % de los adultos estadounidenses fumaban en los años que precedieron al reporte; esa tasa ha bajado a aproximadamente 18 %.

Los investigadores dijeron que su cálculo —ocho millones de muertes— iguala las vidas salvadas gracias a esfuerzos contra el tabaquismo.

El reporte dice además que los controles contra el tabaquismo han contribuido sustancialmente a incrementar la esperanza de vida en la nación. Por ejemplo, la esperanza de vida para personas de 40 años ha aumentado en más de cinco años desde 1964; el control del tabaquismo representa alrededor de 30 % de esa ganancia, indica el reporte.

Las conclusiones son solo estimaciones pero el principal autor Theodore Holford, un profesor de bioestadística de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, explicó que las cifras "son bastante impresionantes".

No obstante, el tabaquismo sigue siendo un problema persistente, y las enfermedades cardiacas, cáncer, padecimientos pulmonares y accidentes cerebrovasculares —todos vinculados al tabaquismo— son las cuatro principales causas de muerte del país.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos señalaron que unos 443,000 estadounidenses mueren cada año por causas relacionadas al tabaquismo.

"El tabaquismo es, sencillamente, una categoría aparte en términos de la enorme cantidad y variedad de maneras en que mata y lisia a la gente", escribió el doctor Thomas Frieden, director de los CDC.

Frieden apuntó que Estados Unidos se ha quedado atrás de muchos países en la adopción de medidas que han reducido efectivamente el consumo de tabaco, incluida la colocación de etiquetas explícitas del daño que provocan en la salud sobre las cajetillas de cigarrillos, mayores impuestos al tabaco y la prohibición de anuncios publicitarios de tabaco.

"Siguen siendo comunes en películas, televisión e internet las imágenes de gente fumando; y los cigarrillos sigue siendo demasiado baratos en todo el país", escribió Frieden.

El médico citó datos que muestran que 32 naciones han emprendido mejores acciones de prevención al aumentar los impuestos a los cigarrillos, y al menos 30 han impuesto etiquetas explícitas en las cajetillas. Entre estos se encuentran Australia, Brasil, Canadá y Uruguay; y las investigaciones indican que etiquetas grotescas pueden ayudar a persuadir a los fumadores para que abandonen el hábito. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación