Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mexicanas cada vez amamantan menos a sus bebés

El fenómeno se debe a falta de regulación de comidas para recién nacidos y la no promoción de la lactancia por los médicos

Mexicanas cada vez amamantan menos a sus bebés

Mexicanas cada vez amamantan menos a sus bebés

Mexicanas cada vez amamantan menos a sus bebés

A pesar de las conocidas ventajas de la leche materna y de vigorosas campañas internacionales explicando sus bondades, las madres mexicanas piensan que la leche en biberón es mejor.

El porcentaje de mujeres que amamantan a sus hijos ha caído enormemente en los últimos seis años y en la actualidad apenas una de cada siete mujeres con hijos recién nacidos le dan leche materna exclusivamente a sus bebés en los primeros seis meses, como recomienda la Organización Mundial de la Salud. México aparece entre los últimos lugares de América Latina en la tabla que mide ese porcentaje.

Algunos expertos hablan de una crisis de salud pública en un país donde mucha gente vive en extrema pobreza, sin agua potable y en el que la educación es deficiente.

México tiene la tasa de mortalidad infantil más alta entre los 40 países con las economías más grandes del mundo. Entre 2005 y 2010, la incidencia de cáncer de pecho creció a un ritmo dos veces más rápido entre las mujeres mexicanas y algunos estudios atribuyen ese incremento al hecho de que cada vez se amamanta menos a los bebés, ya que hay estudios que indican que la lactancia disminuye un 50 % o más las posibilidades de una mujer de contraer cáncer.

Las autoridades dicen que una "invasión" de avisos de alimentos para bebés, la falta de regulación para las compañías que producen comidas para recién nacidos y el hecho de que los médicos no promueven debidamente la importancia de amamantar al hijo han hecho que las mujeres confíen exageradamente en la leche de fórmula.

"México es un ejemplo de lo que no se debe hacer", expresó Marcos Arana Cedeño, experto en nutrición infantil y asesor en el campo de la salud del gobierno del estado de Chiapas. "Es el ejemplo más claro de retroceso en lactancia materna".

Alimentar a los bebés con leche de pecho es algo que salva vidas en las naciones en desarrollo, donde los niños tienen mayores posibilidades de morir de diarrea o neumonía. La OMS dice que la lecha materna es mejor que la de fórmula porque tiene más sustancias nutritivas y anticuerpos que protegen al bebé de infecciones, y recomendó que los niños reciban únicamente leche materna en los primeros seis meses de vida.

El porcentaje de madres que amamantan a sus bebés cayó del 22 % en 2006 al 14 % el año pasado, según el Departamento de Salud.

Solo la República Dominicana tiene un porcentaje de mujeres que amamantan a sus bebés más bajo, del 8 %. En Brasil y Colombia, por el contrario, ese porcentaje subió, al 47 % en el caso de Colombia y el 39 % en Brasil.

Incluso en las zonas rurales la tendencia es la misma. El porcentaje de mujeres que amamantan cayó a la mitad en áreas rurales pobres, donde los bebés están expuestos a más problemas sanitarios, según el estudio del Departamento de Salud.

Los nutricionistas se quejan de que México no adoptó los lineamientos internacionales que elaboró la OMS en 1981, en los que pidió a los países miembros, como México, que limiten la cantidad de muestras gratis que puede entregar una empresa y que impidan que representantes de las firmas traten de venderle sus productos a las madres directamente. México no ha adoptado leyes que incorporen esas recomendaciones. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación