Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más en EE.UU. hacen ejercicio mientras trabajan

Un creciente número de ciudadanos trabaja de pie, camina y hasta monta bicicleta durante su jornada laboral en escritorios adaptados con cintas para caminar, para estar de pie o estaciones de trabajo móviles

Foto/ AP

Foto/ AP

Foto/ AP

¿Pegado a su escritorio mientras trabaja? Elimine esa excusa de su lista de razones para no tener tiempo para ejercitarse.

Un creciente número de estadounidenses trabaja de pie, camina y hasta monta bicicleta durante su jornada laboral en escritorios adaptados con cintas para caminar, para estar de pie o estaciones de trabajo móviles. Otros han dejado las sillas y ahora usan pelotas gigantescas de ejercicio para estar en forma.

Caminar en una cinta para correr mientras recibe llamadas telefónicas y organiza mensajes del correo electrónico equivale a "ser productivo en dos frentes", comentó Andrew Lockerbie, vicepresidente de personal de la firma Brown & Brown, una firma consultora mundial de seguros.

Lockerbie puede quemar 350 calorías en un día, caminando de 4.8 a 6.4 kilómetros (3 a 4 millas) al día en uno de dos escritorios adaptados con cintas para correr que adquirió su empresa en su oficina de Indianápolis a principios de este año.

"Tengo reuniones y estoy en mi escritorio y en el teléfono todo el día", destacó. "Es muy agradable tener una opción en mi oficina para conseguir algo de actividad física mientras trabajo en la oficina. Uno se siente bien, uno siente que activa la circulación de la sangre y uno piensa con mayor claridad", agregó.

Los escritorios adaptados con cintas para correr en los centros laborales están por lo general programados para avanzar a una velocidad de entre 1,600 y 3,200 metros (de 1 a 2 millas) por hora, lo suficiente para mantener un buen ritmo cardíaco pero no tan rápido como para distraer la lectura o no poder hablar por teléfono cómodamente.

Ha pasado una década desde que los estudios científicos comenzaron a demostrar que pasar mucho tiempo sentado puede llevar a la obesidad y acrecienta el riesgo de sufrir diabetes, presión alta y males cardíacos. Incluso si uno va al gimnasio tres veces por semana no disminuye el peligro de llevar una vida sedentaria por horas seguidas, indicó el doctor James Levine, un endocrinólogo de la Clínica Mayo.

"Existe gran cantidad de información que señala que estar sentado nos mata", destacó Levine. "Uno está prácticamente sentándose en un féretro".

Muchas compañías se han interesado en la idea de ayudar a sus empleados a estar saludables, perder peso y reducir la tensión, especialmente si eso significa reducir los costos de seguro de salud o mayor productividad, agregó Levine, un entusiasta adepto de la idea de ayudar a los trabajadores de los escritorios móviles.

"Incluso caminar una milla (1,600 metros) por hora tiene beneficios muy importantes", dijo Levine, tales como duplicar el ritmo del metabolismo y mejorar el nivel del azúcar en la sangre. "Aunque uno no sude, el movimiento de tu cuerpo se mantiene vibrante".

Se prevé que las ventas de la firma TreadDesk, de Indianápolis, aumentarán en un 25% en este año, conforme grandes corporaciones como Microsoft, Coca Cola, United Healthcare y Procter & Gamble han comenzado a comprar escritorios de este tipo en gran cantidad, dijo Jerry Carr, presidente de la compañía.

Con escritorios con bicicletas (o bicicletas con escritorio), los trabajadores pueden pedalear a lo largo de la jornada en una pequeña bicicleta estática montada bajo su escritorio.

Los escritorios con cintas para caminar pueden oscilar entre 800 y 5,000 dólares o más, dependiendo del fabricante y el modelo. Los escritorios con bicicleta se encuentran a partir de 149 dólares, en el caso de los modelos que caben bajo un escritorio que ya existe, pero pueden costar 1,400 dólares en el caso de los que necesitan que se les construya un escritorio incorporado. Los escritorios para permanecer de pie pueden costar apenas 250 dólares en el caso de plataformas que pueden funcionar sobre un escritorio existente.

Algunos trabajadores han optado por maneras más económicas de mantenerse en forma en el trabajo, como sentarse sobre pelotas gigantes para ejercicio en lugar de sillas. Usar las pelotas inflables puede ayudar a mejorar la postura y fortalecer abdominales, piernas y músculos de la espalda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación