Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 102 años de autonomía y desarrollo

[Turismo] La República de China en Taiwán conmemoró su independencia, mezclando desarrollo vertiginoso con la conservaciones de sus valores y tradiciones

Más de 102 años de autonomía y desarrollo

Más de 102 años de autonomía y desarrollo

Más de 102 años de autonomía y desarrollo

¿Homicidios?", dijo intrigado Luis Chong al preguntarle si hay asesinatos en la República en China en Taiwán.

"Sí, los hay, pero muy pocos y en la mayoría de casos son tragedias pasionales…", abundó este chino-panameño.

Nada más contrastante con la realidad de El Salvador: mientras aquí prevalecen la corrupción, los conflictos y la violencia, los chinos se han dedicado a construir carreteras y puentes, a introducir un eficiente tren bala, a erigir rascacielos, a mejor su sistema de salud y a inventar desde teléfonos y pantallas flexibles hasta pomadas reparadoras de piel.

Luis M. Chong, conocido en Latinoamérica por su voz en la mayoría de documentales taiwaneses, explica que la visión, la eficiencia, el ahorro y, sobre todo, la educación han permitido el progreso de la otrora llamada Formosa o Hermosa por los navegantes portugueses, situada frente a las costas de China Continental, entre Japón y las Filipinas.

Como dice Luis, un factor determinante para este desarrollo ha sido la educación.

No sólo impresiona la pulcritud de las ciudades, sino también la tolerancia entre sus habitantes.

No es extraño ver frente a la colosal Torre 101 que miembros de la secta Falun Gong protestar contra las autoridades de China Continental, pero al mismo tiempo frente a ellos otros se manifiesten en favor de aquéllas y de la reunificación de las dos Chinas. A diferencia de otros países, ellos no parecen pensar en agredirse.

Pero la educación ha significado desarrollo tecnológico e industrial. Antes lo más común era ver enjambres de chinos taiwaneses desplazarse en motonetas o en bicicletas. Ahora corren en modernas motocicletas.

Entre la modernidad se conservan las tradiciones y conviven budistas, católicos y protestantes.

De esa manera, la República de China en Taiwán celebró 102 años de independencia el pasado octubre.

Los viejos recelos entre Pekín y Taipéi parecen desvanecerse cada día y se hace más probable una reunificación pacífica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación