Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Marcel Proust, y su obra centenaria

Una obra que cambió la manera de ver la literatura. En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, cumplió 100 años el pasado 14 de noviembre

Marcel Proust, y su obra centenaria

Marcel Proust, y su obra centenaria

Marcel Proust, y su obra centenaria

En Busca del Tiempo Perdido es una novela en siete volúmenes del filósofo francés Marcel Proust y que consta de más de 3,000 páginas. La obra, publicada entre 1913 y 1927, es un portento de filosofía y marca un antes y un después en el pensamiento filosófico y estético, no sólo francés, sino europeo. A pesar de sus contorsiones lingüísticas que tiene como fin emular el paso de los pensamientos y la musicalidad del lenguaje, En Busca del Tiempo Perdido ha sido traducida a cientos de idiomas. La primera traducción del texto la empezó Pedro Salinas, uno de los más reconocidos poetas españoles de la época de 1900, sin embargo murió antes de poder terminar la traducción de los siguientes volúmenes.

El 14 de noviembre pasado se cumplieron 100 años desde que Marcel Proust puso dinero de su propio bolsillo para publicar el primer volumen de lo que llegaría a convertirse en una obra representativa del pensamiento humano que trascendería fronteras y épocas.

Después de haber sido rechazada por numerosas editoriales, entre ellas Gallimard, dirigida por André Gide, en 1913, Gallimard aceptó, si Proust cubría con los costos, publicar el libro. Poco tiempo después, esta editorial solicitó a Proust la oportunidad de publicar la serie completa.

"El libro aumenta y resume todas las posibilidades de la literatura", así lo describe el periódico español El País.

En esta obra, el autor toca temas que sobrepasan individualidades y especificidades pues son reales para todos y se convierten en universales. Entre estos temas se destacan los siguientes:

Tiempo

El libro retoma el concepto de la intemporalidad relativa del tiempo en relación a la inconsciencia del ser humano al paso de este. Admite que el tiempo como tal no existe más allá de las huellas que deja sobre el ser humano y que la muerte es sólo una consecuencia más de este.

Memoria

Proust se debate entre el ser y no ser, el haber sido y el seguir siendo. Explica que los recuerdos están sujetos a los cambios caprichosos de los sentimientos de las personas. Por lo tanto, propone que la persona recuerda sólo una parte de aquello que fue, sin embargo es definido, también, por aquello que no recuerda.

Apariencia vs Realidad

Una de las tesis principales de la novela es que la realidad no existe, sólo tenemos visiones fragmentarias de ella y llenamos los huecos a lo mejor de nuestra capacidad intelectual y nuestra experiencia. Propone que las personas sólo son una vasija física en la que nosotros depositamos nuestros recuerdos, nuestras expectativas y nuestra experiencia interpersonal con ellas.

Creación, literatura y lenguaje

Por otra parte, explica que el lenguaje y la literatura sólo son métodos para expresar una verdad común.

El artista que busca crear la obra por excelencia, debe dejar de buscar "la Verdad" puesto que esta no existe. Debe limitarse a escribir su propia verdad puesto que esta será la de todos. Por ende, el escritor no es tanto un explorador del mundo, sino más bien un traductor de aquello intangible. Recalca que el arte en general sólo toca tres temas en sus distintas variaciones: el amor, el sexo y la muerte/la vida.

Amor

La obra medita mucho en el amor y, a pesar de la felicidad que trae, la inminente tristeza que sentimos al percatarnos de la inevitabilidad de que termine. Proyecta al amor como creación de una persona nueva ante nuestros ojos y como una necesidad espiritual y física en la vida del ser humano. Como extensión del amor, habla mucho de los celos y los describe como una enfermedad intermitente e interminable.

Imaginación

Se presenta el postulado de que el ser humano tiene la necesidad de imaginar como método para soportar la realidad, es su intento a jugar a la creación, y un refugio ante la miseria de nuestra propia mortalidad.

Arte

El arte se plantea como algo más que talento. Es la capacidad de expresar el universo y de ver, con los ojos de otros, miles de universos. El autor hace hincapié en que el arte, de no ser por la pena o el sufrimiento, sería imposible crearse.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación