Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mantenga a raya las altas temperaturas

La época de calor que vive El Salvador desata enfermedades, pero pueden prevenirse con buena alimentación, hidratación y cuidados

Mantenga a raya las altas temperaturas

Mantenga a raya las altas temperaturas

Mantenga a raya las altas temperaturas

Los tiempos en que El Salvador era fresco son historia. Por eso en esta temporada de verano es importante informarse sobre cómo mantener a raya los efectos de las altas temperaturas que azotan al país. Una dermatóloga y una médico general hacen recomendaciones que no pueden obviarse en este periodo que se pone cada vez más caliente.

Las altas temperaturas, exponerse por mucho tiempo al sol y una alimentación desvalanceada pueden acarrear serios problemas de salud, desde deshidratación aguda hasta cáncer de piel.

"La piel, por las temperaturas altas, tiende a resecarse mucho y a deshidratarse, lo cual genera aspereza, resequedad, y por lo tanto envejecimiento de la piel. Y si a esto le sumamos el consumo de tabaco, dieta desiquilibrada o enfermedades como las endocrinológicas (tipo diabetes o tiroides) tienden a empeorar la situación", explica la Dra. Leana Quintanilla de Sánchez.

La dermatóloga añade que es necesario poseer una buena salud, "porque el sobrepeso y la obesidad son factores externos que dañan la piel. Por lo tanto, se es más sensible al sol".

Existen pasos sencillos que pueden hacer la diferencia ante el oleaje de calor y sus efectos en el cuerpo. Por ejemplo, el consumo de agua no debe faltar en cada momento.

Por su parte, la Dra. Gloria Beatriz García Azahar señala que en esta época los pacientes con insuficiencia pueden tener recaídas, por eso las medidas preventivas deben redoblarse con los consejos de los médicos que atienden estas enfermedades.

García Azahar también sostiene que hay casos la insolación por las altas temperaturas. Algunos síntomas a tener en cuenta son el dolor de cabeza, mareos o hipertensión arterial.

Las frutas, los vegetales, las carnes blancas, el agua y el agua de coco son aliados de una buena salud y previenen problemas como la deshidratación y la insolación. Estos se dan más rápido en los niños, por eso, los adultos no deben descuidarlos y deben hidratarlos constantemente.

"Los padres de familia no deben olvidar que la sed es el principio de la deshidratación", sentencia la doctora García Azahar.

Pero si es de las personas que consume bebidas embriagantes, recuerde que estas aceleran la hidratación y un exceso lo enfermará, sin duda alguna.

La alimentación también debe cuidarse en este tiempo de calor, ya que la frescura de los alimentos es mínima, generando muchas veces problemas gastrointestinales.

El consumo de los alimentos de la calle debe pensarse detenidamente, recuerde que la higiene es fundamental en la salud. "El buen lavado de manos no debe faltar", enfatiza García Azahar.

Además, aconseja que ante cualquier percance de salud la autoeducación no es una opción, lo mejor es buscar ayuda profesional.

El sol

Con playa o sin ella la exposición al sol en estas vacaciones es infaltable, el problema es que los rayos ultravioleta son nocivos para la salud, tanto que sus efectos pueden ser cancerígenos.

"El sol se debe evitarse entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde. Siempre debe usarse protector no solo en este periodo, sino en la vida diaria", recomienda Quintanilla de Sánchez.

"Tengo pacientes de 30 años que ya he operado de cáncer en piel. Son pieles que tienen 25 años, pero parecen de 50 años y todo por la exposición solar. Y si hay tendencia familiar de cáncer de piel, pues con mucha más razón hay que evitar el sol. Hay que cuidarse y no broncearse", señala la dermatóloga.

Quintanilla de Sánchez asegura que el agua de mar también influye en el daño de piel, y aconseja la aplicación constante del protector. "Uno bueno te dura con agua o sudor dos horas, luego hay que repetirlo a cada dos horas. Hay que esperar 20 minutos antes de cualquier exposición solar".

El cuidado de los ojos y la cabeza no pueden dejarse de lado: "Hay que usar lentes UV, sombreros o gorras", agrega.

Otro mal de la piel que podría agravarse por el sol es el es vitiligo, según al dermatóloga el astro es enemigo de esta enfermedad y por tanto, debe evitarse.

Además el lupus, colagenopatias, enfermedades reumáticas se exacerban o empeoran con los rayos solares.

Ni en casa ni en la calle los salvadoreños podrán librarse del calor, pero sabiendo convivir con este clima tropical se puede llevar un ritmo de vida que no riña con la salud o agrave las enfermedades crónicas.

La ropa ligera y de colores claros repelen la intensidad de la luz solar. Un par de duchazos durante el día ayudarán a que la pase bien en este verano, y más estas vacaciones de Semana Santa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación