Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los TCA deben tener tratamientos multidisciplinarios

Los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) deterioran no solo el aspecto físico de un paciente, sino también, causan grandes estragos en el organismo, algunos, de forma irreversible

Los TCA deben tener tratamientos multidisciplinarios

Los TCA deben tener tratamientos multidisciplinarios

Los TCA deben tener tratamientos multidisciplinarios

En El Salvador, la falta de conocimiento e información sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) representa uno de los mayores obstáculos para tratarlos, aseguran profesionales del Oliver Pyatt Center, de Miami, Florida.

El Dr. Joel Jahraus, director médico del centro, y Liz Mershon, directora de admisiones, están en el país para impartir los talleres: "Aspectos clínicos de los Trastornos de la Conducta Alimenticia" y "Pacientes y familias que sufren Trastornos de la Conducta Alimentaria".

Con sus intervenciones, demostrarán al gremio médico la complejidad de la problemática, para que brinden un mejor tratamiento.

"Los estragos que causan los TCA van desde el aspecto psicológico hasta el fisiológico, por lo tanto, en su tratamiento deben intervenir los médicos que sean pertinentes, tal y como los tratamos en la clínica. Nuestro equipo está conformado por médicos, doctores en filosofía, nutricionistas, terapeutas, especialistas en recuperación, instructores de yoga, masajistas y cocineros", detalló Mershon.

Otro de los vacíos médicos, es que los TCA se reducen a la inanición, sin embargo, el trastorno por atracón y la vigorexia (abuso del ejercicio) también forman parte de estos, indicó el Dr. Jahraus.

El daño en el organismo

Los TCA como la anorexia nerviosa (AN) y la bulimia nerviosa (BN), no solo tienen consecuencias físicas, como una apariencia escuálida, sino también, hay consecuencias orgánicas, explicó Jahraus.

Uno de los efectos más significativos es el cambio de tamaño que sufre el corazón y el cerebro, así como la osteopenia y la osteoporosis, ya que sus daños son irreversibles.

"Afortunadamente, los tratamientos contra los TCA pueden salvar muchas vidas, sin embargo, muchas de los pacientes tendrán que vivir con secuelas en la salud, ya que, por ejemplo, existe una pérdida de músculo cardíaco del 33 %", dijo Jahraus.

En el caso del sistema nervioso central, los pacientes sufren de incapacidades funcionales en su atención y concentración, aprendizaje asociativo visual, resolución de problemas, entre otros.

En cuanto a los daños que causa el trastorno por atracón, son problemas de hipertensión, diabetes, triglicéridos, entre otros.

Ante toda la problemática que generan los TCA, Jahraus considera pertinente que los médicos aprendan a detectar la sintomatología de los TCA cuando analicen los exámenes de los pacientes.

Asimismo, los familiares deben prestar atención a los cambios de conducta como aislamiento o evitar comer en compañía.

Requerimientos con los que concuerda Julia de Orellana, de Asociación Estima, pues según su experiencia, los médicos salvadoreños solo ven el efecto como causa de cualquier enfermedad, y no lo asocian como una consecuencia de este tipo de trastornos.

"Traer a estos especialistas al país para instruir a otros médicos y población en general es la gran apuesta que Estima hace para erradicar estos problemas", puntualizó de Orellana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación