Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los idiomas no son barreras culturales

El fin de semana colegios bilingües unieron sus fuerzas creativas en el cierre del XV Festival Bicultural de Artes

Estudiantes de diferentes centros educativos se unieron para compartir talentos. Foto EDH / Ericka Chávez

Estudiantes de diferentes centros educativos se unieron para compartir talentos. Foto EDH / Ericka Chávez

Estudiantes de diferentes centros educativos se unieron para compartir talentos. Foto EDH / Ericka Chávez

Desde los hermanitos más pequeños hasta los abuelitos más orgullosos, las familias de los alumnos participantes en el Festival Bicultural de Artes (FBA) se reunieron en el Teatro Presidente el sábado para presenciar el espectáculo que marca el cierre de la semana festejada.

La Escuela Americana, la Academia Británica Cuscatleca, el Liceo Francés, la Escuela Alemana, la Escuela Panamericana, el Colegio Maya y la Escuela Bilingüe Maquilishuat unieron esfuerzos e iniciativas por decimoquinto año consecutivo para unir las mentes creativas de sus profesores y alumnos en un espectáculo sin igual.

En las palabras de apertura, que se leyeron en español, inglés, alemán y francés, se estableció que el festival tiene como objetivo "unificar las culturas de los diferentes centros educativos" y mostrar que "los idiomas no son barrera para la creatividad y el trabajo en equipo". Mencionaron los alumnos representantes de las siete instituciones educativas, que el festival también se realiza para "estrechar nuestros lazos de amistad".

El FBA se celebra durante una semana en la cual se desarrollan diferentes talleres: de artes plásticas, fotografía, danza, drama y música.

Los equipos, formados por alumnos de cada una de las instituciones, se reúnen en los distintos auditorios y salones de los colegios para practicar y llevar a cabo el desarrollo de sus dotes artísticas. En total, este año, los colegios contaron con la participación de 510 artistas.

El coro infantil fue el primer grupo de estudiantiles que se presentó en un escenario con sencillas decoraciones. Su canto multilingüe arrulló con ternura a los padres de familia y amigos que habían llegado a acompañar a los más chicos.

Luego, el coro juvenil, dirigido por Dee Leong y Hanning Schmidt, exhibió sus versiones multilingües de Ain't Misbehavin' de Bubbling Brown Sugar y Titanium de David Guetta, entre otras representaciones. En danza y canto, algunos de sus alumnos prestaron sus voces en solos o duetos dentro de cada canción.

Según Schmidt y Leong, profesores de música para la Escuela Alemana y la Academia Británica, respectivamente, su orgullo por los alumnos que han practicado largas horas por muchas semanas no tiene comparación. Schmidt explicó que este es su tercer año con el festival y que desea seguir participando. Por otra parte, es la segunda vez que participa Leong, quien admite sentir mucha adrenalina cada vez que se presentan.

Después de la participación de los coros, la orquesta y la banda se encargaron de poner sus propuestas musicales en el escenario. Formada únicamente de violines, la orquesta interpretó clásicos de Beethoven y Mozart, tanto como composiciones modernas del musical Cats y de Micheal Jackson.

La banda, más diversificada instrumentalmente que la orquesta, se encargó de cerrar el espectáculo con musicalizaciones espectaculares como Smoke in The Water y Mack the Knife.

Además de los espectáculos musicales, en el vestíbulo del Teatro Presidente se exhibían muestras de los talentos en artes plásticas. Distintas pinturas en acuarelas o dibujos a lápices colgaban de biombos dispuestos para que los visitantes los admiraran.

Durante 15 años estos colegios bilingües se han reunido para enviar un fuerte mensaje de unidad cultural y creativa. Es un esfuerzo que esperan seguir realizando en pro del desarrollo artístico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación