Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los estrenos de 2012

Con una década de triunfos en el panorama del cine de terror, este director se ha convertido en uno de los favoritos de los amantes del género. Todavía tiene mucho que dar e historias que producir para la industria cinematográfica internacional.

En la meca cinematográfica el género terror es todo un clásico, por décadas las "películas de miedo" han sido una adicción para millones de personas que no cierran los ojos ni en las escenas más escalofriantes.

A través de los años dicha industria ha sufrido altos y bajos debido a la producción excesiva de estos filmes, pero en estos momentos se vive una de las mejores etapas gracias a James Wan, director de cine que se ha encargado de presentar las producciones de terror más exitosas de los últimos años.

El nombre de James Wan no causa mayor furor entre el público, pero los que jamás pasarán desapercibidos son los títulos de sus películas, entre ellas: "Saw" (2004), "Dead silence" (2007), "Insidious" (2011), "The conjuring" (2013) e "Insidious chapter 2" (2013).

Este maestro de la sangre y el suspenso nació un 26 de febrero de 1977 en Malasia y creció en Australia. Su interés en el cine surgió desde su niñez y su incursión en el cine le llegó aún a edad muy temprana. Al ingresar a la facultad de cine del prestigioso Royal Melbourne Institute of Technology su talento nato fue notorio y rápidamente logró destacar.

Tras dirigir varios cortos como estudiante y aficionado en sus tres años en la facultad, obtuvo su primer gran oportunidad al ser contratado como director, montador y artista gráfico en las más reconocidas agencias de publicidad. Pero él quería todavía más.

Su trabajo como director fue reconocido desde su primer producción cinematográfica, "Stygian" (2000), con esta ganó el "Best Guerrilla Film" en el Melbourne Underground Film Festival (MUFF).

Pero poco faltaba para lo que sería su "As bajo la manga", el inicio de la franquicia "Saw".

Un novato Wan se alió a su colega Leigh Whannell para hacer un corto que en poco tiempo se convirtió en la cinta "Saw" (2004). En esta el artista malayo fungió como director y guionista; después, la saga sólo contó con su apoyo como escritor en dos secuelas y, desde la cuarta, su rol fue de productor.

"Saw II" (2005), "Saw III" (2006), "Saw IV" (2007), "Saw V" (2008), "Saw VI" (2009) y "Saw VII 3D" (2010) le dejaron los fondos necesarios para poder costear sus propios proyectos fílmicos. También obtuvo varios premios por estas cintas.

Mientras producía la exitosa franquicia, logró distanciarse un poco de esta y tuvo tiempo para dedicarle a otros materiales. Es así como logra consolidarse en Hollywood con "Dead silence" (2007).

Esta película, que trata sobre el retorno de un viudo a su ciudad natal para buscar respuestas sobre la muerte de su esposa, que está relacionada con una ventrílocua asesinada y sus muñecos, le dio un nuevo estatus a James. Su talento para el horror era notorio, y su estilo gore se volvió más misterio, dejando ver las múltiples facetas de Wan.

Nueva etapa

Con la filmación de "Death sentence" (2007) y "Doggie heaven" (2008) el cineasta se sale un poco de su línea, ya que la primera incursiona en el género acción y drama, mientras que la segunda es una comedia negra un tanto irreverente.

Esta pausa le permitió a Wan desalojar su imaginación del terror para luego retomarlo con mucho más fuerza, y tal como todos esperaban, superó las expectativas.

Los amantes de los géneros cinematográficos oscuros amaron "Insidious" (2011), ya que posee rasgos de la vieja escuela y los mezcla con las ideas que sólo este director puede expresar a través de la gran pantalla.

Bajo la dirección de Wan y siempre con la ayuda en el guión de Leigh Whannell, este filme fue presentado en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2010, y a pocas horas de su presentación, Sony Pictures Worldwide ya la había adquirido por una cifra de siete números.

Este año el director no sólo demostró que es uno de los mejores en el género horror, sino que dejó por sentado que es de los que más atrae y vende. "The conjuring" (2013) contó nuevamente con la participación de Patrick Wilson, protagonista de "Insidious", y se mantuvo varias semanas en las listas de popularidad y recaudación de EE.UU.

El audiovisual está basado en las experiencias reales de Ed y Lorraine Warren , un matrimonio que investigaba acontecimientos paranormales. Acumuló más de $240 millones, suma que superó el propio costo de la película, $20 millones.

A pocos meses del estreno de "The conjuring", Wan tuvo una nueva premiere con "Insidious 2", que está en la cartelera salvadoreña hace ya varias semanas. Se rumora que esta es la última entrega de terror del director.

En esta ocasión, el argumento fue modificado un poco, pero siempre gira en torno al misterioso suceso que sufrió el patriarca de la familia Lambert (Wilson) en su infancia y que mantiene a sus seres queridos conectados a una oscura dimensión. Todavía falta conocer las cifras que acumulará esta entrega.

Al parecer los días de "miedo" parecen haber terminado, por lo menos un tiempo, ya que por ahora James Wan dirigirá nada más y nada menos que "Fast & Furious 7". Todos se preguntan cómo manejará Wan esta millonaria franquicia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación