Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los Enanitos Verdes llegan a 35 años sin festejos

El emblemático grupo argentino de rock se niega a celebrar sus más de tres décadas en el mundo de la música

. FOTO de elnuevodiario.com

. FOTO de elnuevodiario.com

. FOTO de elnuevodiario.com

Los Enanitos Verdes está por cumplir 35 años de trayectoria musical, pero el emblemático grupo argentino de rock se niega a celebrarlo.

Para el cantante Marciano Cantero y el guitarrista Felipe Staiti, miembros fundadores de la banda mendocina, la mejor manera de festejar la hazaña es subirse todas las noches a un escenario para interpretar su extenso repertorio, parte del cancionero popular del rock latinoamericano.

"En lo personal, me parece que las bandas que hacen discos, conciertos y festividades en torno a una fecha, lo hacen más por un asunto publicitario que otra cosa. La realidad es que cuando un músico se sube a tocar refleja esos 35 años, 20 años o los que tenga trabajando", dijo Cantero a The Associated Press en una entrevista realizada el martes en la Ciudad de México.

Staiti coincidió con la opinión del vocalista.

"Siempre habrá algo para festejar. Si tuviéramos que celebrar algo, la verdad, yo me empeñaría más en conmemorar los 20 años del lanzamiento de 'Big Bang' (1995), que fue un disco que nos trajo cosas increíbles, a nivel musical y personal", señaló el guitarrista.

Desde su nacimiento como grupo en 1979, Enanitos Verdes ha vivido prácticamente de todo: éxitos, fracasos, rupturas, reuniones, el apoyo de las grandes disqueras, una etapa independiente, premios, viajes y el haber aportado su respectivo "granito de arena" al desarrollo del "Rock en tu idioma", el movimiento musical surgido en Iberoamérica en la década de 1980 en el que grupos como Caifanes, Soda Stereo y Radio Futura brillaron con sus propuestas de rock en español.

"El mayor regalo que nos ha dado el rock en todo este tiempo ha sido la oportunidad de viajar a tantos lugares. ¡Vos imaginate lo que nos han enriquecido culturas como la mexicana, y muchas otras de lugares a donde, de no haber sido por la música, quizá no habríamos llegado! Esos viajes se traducen en experiencias, y estas se reflejan en el momento en que haces música", señaló Staiti. "Definitivamente ese patrimonio musical se lo debemos al rock".

Por su parte, Cantero dijo que si hay algo que el rock le ha regalado es el legado musical que él y sus compañeros de grupo han podido dejar a través de 16 trabajos discográficos, incluyendo discos en vivo y en estudio, de los cuales se destacan el ya mencionado "Big Bang" (1995), "Guerra gaucha" (1996), "Amores lejanos" (2002), "Pescado original" (2006) y "Tic Tac" (2013).

"A mí, en lo personal, me enorgullece, y de verdad le quiero agradecer, desde lo más profundo de mi corazón, a esos grupos que tocan las canciones de Enanitos Verdes en bares, pubs y discotecas, porque hacen que nuestra música siga viva. Me hace pensar que el objetivo que alguna vez tuvimos, ver cristalizadas nuestras canciones, incluso de esa forma, se ha cumplido y es simplemente fabuloso", expresó el vocalista de 52 años.

En el terreno personal, Cantero también le debe al rock el haber conocido a su esposa, una mexicana originaria de Sonora, y la oportunidad de residir, desde hace en una década, en el norte de México.

"Siempre que iba a tocar a Sonora, pero en especial a Hermosillo, me sentía muy a gusto, pero más allá de eso, recuerdo que cuando tenía 16 o 17 años me dediqué a leer libros inspirados en lo que (Luis Alberto) Spinetta hablaba en sus canciones, los relatos de Carlos Castañeda y sus historias del nahual, algo así como un jefe tribal que narraba otra realidad que no vemos. Aluciné con esos libros, así que cuando llegué ahí (a Sonora), quedé impactado", contó Cantero.

Su vida en México, país que le otorgó la residencia, hoy le permite al cantante festejar sin empacho el triunfo de la Selección de México Sub 17, que el martes derrotó al representativo argentino, por marcador de tres goles a cero.

"¡Yo ya soy mexicano! ¡Muchas felicitaciones a México!", dijo sonriente Cantero.

"¡Disfrutalo!", respondió en un tono más serio Staiti.

Con una nueva alineación que incluye a Juan Pablo, hijo del guitarrista Felipe Staiti, y al baterista Jota Morelli, reconocido por su trabajo junto al fallecido Luis Alberto Spinetta, Enanitos Verdes promociona "Tic-Tac", su álbum número 16 , el que llevó al cuarteto de regreso a México y con el que volverá a Centro y Sudamérica a principios de 2014.

Enanitos Verdes se presentará el miércoles en el foro Plaza Condesa, y luego viajará a las ciudades de León y San Luis Potosí para presentarse el viernes y sábado, respectivamente.

"Parafraseando al fallecido Lou Reed: 'dos guitarras, bajo y batería es una alineación imbatible'. 'Tic Tac' es nuestra primera experiencia como grupo independiente, pero afortunadamente los tiempos son muy distintos y hoy tenemos la ventaja de vivir en un tiempo globalizado", dijo Cantero.

"Todos los caminos conducen al rock", concluyó Staiti. "El futuro de esos años gloriosos terminó siendo la tecnología y la comunicación, lo cual, curiosamente, nos ha mantenido vigentes".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación