Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Latinoamérica gana terreno en El Vaticano

Este año el papa Francisco nombrará a 19 nuevos cardenales que cambiarán la fórmula del Colegio Cardenalicio. Cinco de ellos son latinoamericanos

Latinoamérica gana terreno en El Vaticano

Latinoamérica gana terreno en El Vaticano

Latinoamérica gana terreno en El Vaticano

El huracán que está cambiando las entrañas del Vaticano se llama Jorge Mario Bergolio, el Papa Francisco. Los cambios comenzaron desde el mismo día en que asumió el cargo de Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, cuando anunció que renunciaba a vivir en el lujoso apartamento de 10 habitaciones en el Palacio Apostólico del Vaticano. En su lugar eligió vivir en una habitación de huéspedes del Vaticano.

Francisco es el primer Papa latinoamericano, y parece estar decidido a hacer que el Vaticano ponga su mirada en América.

El próximo 22 de febrero nombrará a 19 nuevos cardenales, cinco de ellos originarios de América Latina. Los cardenales pasarán a ser parte del Colegio Cardenalicio, también llamados los "Príncipes de la Iglesia".

El nicaragüense Leopoldo José Brenes Solórzano, el brasileño Orani Joao Tempesta, el argentino Mario Aurelio Poli, el chileno Ricardo Ezzati Andrello y el haitiano Chibly Langlois serán los nuevos agregados.

De los 19 cardenales, 16 tienen menos de 80 años, lo que les da el derecho de poder votar en posibles cónclaves en el caso de que el Papa muriera o renunciara.

El acto oficial en el que serán nombrados es llamado consistorio público.

El Papa Francisco sorprendió a mediados de enero cuando anunció que adoptaría nuevas medidas a fin de reorganizar el banco del Vaticano, y designó a varios cardenales para que reemplacen a los que estuvieron envueltos en casos de corrupción en el banco vaticano.

Solamente un cardenal de la comisión anterior que supervisaba las operaciones del banco, Jean-Louis Tauran, permaneció en el cargo.

Francisco designó otros cuatro cardenales para completar la comisión, incluyendo su secretario de Estado, el cardenal-electo Pietro Parolin, y el cardenal Santos Abril y Castelló, un amigo.

Los otros miembros son el cardenal Christoph Schoenborn, arzobispo de Viena, y el cardenal Thomas Collins, arzobispo de Toronto.

El 16 de febrero de 2013, días antes de anunciar su renuncia, el papa Benedicto XVI confirmó a los miembros del consejo supervisor del banco por otros cinco años. Entre ellos estaba el asistente y secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, quien fue ampliamente culpado de muchas de las fallas administrativas del Vaticano bajo el mandato de Benedicto.

Francisco prácticamente anuló el decreto de Benedicto, sustituyendo a Bertone y a otros miembros de la comisión en sus cargos para reformar el banco, llamado oficialmente Instituto de Obras Religiosas (IOR).

A mediados de año Francisco designó a un amigo de confianza, monseñor Battista Ricca, para que ocupara el cargo de supervisor y designó una comisión investigadora independiente que examine las actividades del banco y su estatus legal.

Esas medidas fueron adoptadas después de que el 1 de julio Paolo Cipriani y Massimo Tulli, los dos gerentes más importantes del banco, fueron expulsados del IOR tras la detención de monseñor Nunzio Scarano, un contador del Vaticano con varias cuentas del Vaticano y quien fue acusado de conspirar para introducir de contrabando 26 millones de dólares en Italia, procedentes de Suiza.

El contador, apodado "Monseñor 500" por el tipo de billetes que al parecer prefería, es juzgado ahora en Roma por contrabando y es investigado en su ciudad natal de Salerno, en un caso de lavado de dinero en el que están mezcladas sus cuentas del Vaticano.

En 2012 fue cesado el entonces presidente del banco, Ettore Gotti Tedeschi. El consejo acusó a Gotti Tedeschi de incompetencia y de no realizar debidamente su trabajo.

Un Vaticano renovado

Con los cardenales que han salido y los que serán nombrados, Latinoamérica tendrá mayor representación en el Colegio Cardenalicio.

Leopoldo José Brenes Solórzano será el representante de Centroamérica. El nicaragüense tiene 64 años y ha estado al frente del arzobispado de Managua durante casi 10 años, desde que en 2005 fue nombrado por Juan Pablo II.

Grupo elector

El Colegio Cardenalicio está compuesto por 199 cardenales cuya función principal es elegir a un nuevo Papa en caso de que el actual fallezca o renuncie. Pero únicamente tienen derecho a elegir los que tengan menos de 80 años de vida, quienes vayan cumpliendo esa edad pierden esa facultad aunque siguen siendo parte del Colegio.

Además, este grupo debe aconsejar al Papa sobre temas diversos.

Todos los nuevos cardenales latinoamericanos que serán nombrados tienen menos de 80 años, por lo que si el Papa falleciera o renunciara, Latinoamérica tendría mayor representación en la votación para elegir a uno nuevo.

En febrero, con el nuevo consistorio, los cardenales electores pasarán a ser 122. Sin embargo, este año nueve de ellos cumplirán 80 años, por lo que se reducirá el número de electores.

Otros nuevos cardenales que serán anunciados son el secretario de Estado, Pietro Parolin, el secretario general del sínodo de los obispos, Lorenzo Baldisseri y el prefecto de la Congregación para el Clero, Benjamino Stella. Además, serán nombrados el prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwig Müller.

Primer consistorio del Papa Francisco

El último consistorio fue en noviembre de 2012 aún dirigido por Benedicto XVI. El de este año será el primero liderado por el Papa Francisco.

El secretario de Estado Pietro Parolin, el segundo funcionario en la jerarquía vaticana, fue entrevistado recientemente por New York Times News, y al ser cuestionado sobre los cambios que comenzaron con la llegada de Francisco comentó: "Fue un año importante... Es natural que el Papa argentino prefiera tener a ciertas personas que puedan hacer avanzar sus políticas".

Mientras tanto, los titulares de periódicos de todo el mundo no paran de anunciar los cambios que el Papa Francisco continúa haciendo en su intento por disminuir la corrupción y los abusos en el Vaticano y en la Iglesia Católica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación