Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las enfermedades más comunes de la mano

El síndrome del túnel carpiano y la osteoartritis afectan más a las mujeres

Las mujeres premenopáusicas, los diabéticos o con problemas de tiroides son los más propensos a padecer el síndrome del túnel carpiano. Foto EDH /

Las mujeres premenopáusicas, los diabéticos o con problemas de tiroides son los más propensos a padecer el síndrome del túnel carpiano. Foto EDH /

Las mujeres premenopáusicas, los diabéticos o con problemas de tiroides son los más propensos a padecer el síndrome del túnel carpiano. Foto EDH /

El cirujano de mano y extremidad superior Alejandro Badía, del Miami Hand Center (Miami), visitó recientemente El Salvador y explicó dos técnicas novedosas para tratar el síndrome del túnel carpiano y la osteoartritis de la base del pulgar.

El síndrome del túnel carpiano, detalla Badía, es una afección poco común y desconocida que si no es tratada a tiempo puede llegar a limitar la capacidad de realizar algunos movimientos, como cerrar el puño y agarrar objetos pequeños.

Se caracteriza porque la mano se siente dormida, sobre todo por las noches. Afecta más a la mujer en la edad mediana, debido a los cambios hormonales. También se da durante el embarazo, pero en este caso es temporal.

La afección comienza a ser persistente entre los 40 y 50 años, cuando se dan cambios fisiológicos, lo que provoca que el nervio se comprima. "Sin embargo, no tiene que ver con la profesión o actividad de la persona", en alusión a que las personas confunden los síntomas con el cansancio provocado por el uso de teclados, aclara el profesional.

Hoy en día el tratamiento es muy fácil por medio de la endoscopío. De acuerdo con el experto, este es un procedimiento que dura 10 minutos y se realiza con anestesia local y una pequeña cantidad de sedante.

"La tradicional cirugía abierta funciona muy bien, pero causa más molestias por ser más agresiva. En cambio si el procedimiento es endoscópico es mejor, comenzando por que la cicatriz es menor y la recuperación es más rápida", enfatiza.

Con este procedimiento se utiliza instrumental del tamaño de un bolígrafo, se entra en el túnel, se abre y se le quita la presión al nervio. Y ahí se termina el problema.

De acuerdo con Badía, este tipo de intervención se usa hace algún tiempo en países del primer mundo, sin embargo en los Estados Unidos solo lo emplea un 50 % de los cirujanos.

Otro procedimiento novedoso es la artroscopía, muy útil para tratar la osteoartritis de la base del pulgar, una enfermedad muy común y dolorosa, particularmente en mujeres.

"Esa yo la realizo por vía artroscópica. Consiste en introducir una cámara de fibra óptica, igual que se hace para tratamientos de rodilla. A diferencia de hacer una incisión grande, esta se hace a base de dos huequitos llamados portales, donde se introduce el instrumental para realizar la cirugía", indica.

Según Badía, el tratamiento se puede emplear para tratar problemas en el pulgar, en el metacarpofalágico, en la muñeca, en el codo y en el hombro. "Pero la artroscopía de este tipo no se está realizando de forma usual en Centroamérica", finaliza. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación