Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lanzan alerta para usuarios de gimnasios

La Dirección Nacional de Medicamentos recomienda no usar productos sin registro sanitario

Los productos se comercializan entre los mismos usuarios de los gimnasios. foto cortesía dnm

Los productos se comercializan entre los mismos usuarios de los gimnasios. foto cortesía dnm

Los productos se comercializan entre los mismos usuarios de los gimnasios. foto cortesía dnm

La Dirección Nacional de Medicamentos, DNM, presentó ayer los resultados de una investigación hecha hace algunas semanas en 12 gimnasios del área metropolitana del gran San Salvador.

Según el doctor José Vicente Coto, director de la institución, se descubrió la venta de productos que no tienen el control sanitario requerido, por lo que pueden causar daños a la salud. Algunos son de venta con receta médica y se venden sin tener autorización.

Entre los productos, seis tienen como principio activo la Yohimbina, una sustancia que ha sido prohibida en Estados Unidos, Europa, México y Sudamérica.

"Esta puede producir problemas cardiovasculares y alteraciones irreversibles en la presión arterial. Además inhibe el efecto de los antihipertensivos en personas que padecen de presión alta", explicó el especialista.

Otro tipo de sustancias que se encontraron son los esteroides anabólicos que se ofrecen para aumentar la masa muscular y mejorar la condición física. "Pero a la larga pueden causar daños en el hígado, como tumores cirrosis e incluso cáncer", indicó.

Asimismo, se descubrieron geles "reafirmantes y anticelulíticos" de composición desconocida y desde luego sin registro sanitario.

Ayer por la tarde la DNM presentó ante la Fiscalía General de la República un aviso al respecto, ya que no se pueden comercializar dichos productos que ponen en peligro la salud de la población.

Coto hizo un llamado para evitar el consumo de productos milagrosos como "quemadores de grasa" coadyuvantes en la pérdida de peso y similares e invitó a los padres de familia a estar atentos a que sus hijos no los ingieran. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación