Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Julio Bracho: "Los latinos estamos de moda"

El actor mexicano habló con EDH sobre la sed de contenido latinoamericano en la televisión estadounidense y sus preferencias artísticas

Julio Bracho: "Los latinos estamos de moda"

Julio Bracho: "Los latinos estamos de moda"

Julio Bracho: \"Los latinos estamos de moda\"

Interpreta a un hombre de familia preocupado por su sobrina, a un hombre que se ve en jaque al enamorarse de la mujer equivocada y al mayor narco de México. Julio Bracho es Fernando Sandoval, el polifacético antagonista de la serie basada en el filme de Robert Rodríguez, El Mariachi.

Esta es la primer serie de producción latinoamericana que se transmite en el canal de paga AXN.

Ante esto, el actor afirma que "los latinos estamos de moda". Al igual que los negros, la latina es una raza que pasó de ser despreciada a ser parte de la moda de "lo políticamente correcto".

Esto, según el actor, quiere decir que, en este contexto, es bueno ser latino.

Por otra parte, el artista, que se destaca por su elección de personajes complejos que varían entre villanos y antihéroes, confesó en entrevista telefónica que "a mí, los héroes me dan flojera".

A Bracho le gustan los personajes que ofrecen distintas facetas, que sean un reto al interpretarlos.

También admite que le gusta la comedia, específicamente el humor negro, "como el de Fernando Sandoval".

Pero estos no son los únicos criterios que usa el actor mexicano para decidir qué papel realizar.

Lo primero que debe atraerle es el guion. Una historia dinámica que lo mantenga interesado será la elegida por el actor de 44 años, sin embargo si le da "flojera" o no le dan ganas de continuarla, simplemente pasará de largo.

También evalúa el equipo de actores con los que va a compartir créditos. Explica que trabajar con actores de calidad es un punto decisivo.

Por último, comentó de manera pragmática y muy honesta, valora el sueldo.

En el caso de El Mariachi, Bracho cuenta que trabajaron entre 14 y 16 horas al día durante seis meses para sacar todos los capítulos de la serie.

La ventaja de la serie, en contraste con la película, es que los escritores, directores y actores tienen más oportunidades de profundizar y experimentar.

Una película dura entre una hora y media y dos horas y media. En ese tiempo se debe contar una historia entera y presentar a personajes con todas sus complejidades y todos sus niveles.

En cambio, opina el mexicano, una serie permite ver más de un personaje. Se presentan más ángulos de una misma persona y se pueden explicar sus motivaciones y sus oscuridades de una manera más detallada.

Los distintos retos que ofrece un personaje son enfrentados según el método de cada actor. En este caso, Julio Bracho se educa en el teatro, donde él aprende que "no cualquiera puede ser un actor" y que es en el teatro donde se hacen los artistas.

En cuanto a su experiencia con el cine, admite que es como una microcirugía. Todo es un proceso muy fino y exacto, en contraste con la televisión que es como ir al gimnasio. "Vas y ejercitas tus emociones", recalca Bracho mientras habla de un método efectivo y rápido.

Debido a la cantidad de tiempo que se invierte en la producción televisiva, Julio Bracho opina que a veces es difícil tener que convivir con personas "que no son tu familia", en jornadas laborales de más de 14 horas diarias.

Pero en El Mariachi, la dinámica era casi perfecta. Tomándose un break para almorzar a las 12:00 del mediodía, cada comida "era como una fiesta". La serie se puede ver de lunes a viernes, a las 7:00 p.m.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación