Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jóvenes del Polígono conquistan Washington

El coro y la orquesta sinfónica del Polígono Industrial Don Bosco llegaron a la capital de EE. UU. para entregarse en cuerpo y alma

Jóvenes del Polígono conquistan Washington

Jóvenes del Polígono conquistan Washington

Jóvenes del Polígono conquistan Washington

Están en Washington y superaron con creces las expectativas en el primero de los dos conciertos programados, en los que 130 jóvenes provenientes de comunidades en alto riesgo del oriente de San Salvador llegaron al escenario del Concert Hall del Kennedy Center en Washington para demostrar que la música es un arma poderosa contra la violencia.

Así han dejado huella en este debut sin precedentes en este gran centro cultural de la capital estadounidense, acostumbrado a recibir orquestas sinfónicas y compañías internacionales de renombre. Pero en esta oportunidad, una orquesta y coro formados por jóvenes y niños a los que la música les ha abierto una puerta de escape para la endémica violencia que padecen sus comunidades, subieron a escena.

Esta gesta y la entrega de los jóvenes en el escenario hizo brotar lágrimas de alegría a cientos de espectadores que desde temprano acudieron al Centro Kennedy para conseguir las entradas al concierto gratuito. Este show ha sido posible por apoyos multisectoriales como el de Avianca, que fletó el avión para llevarlos a Washington, el Banco Mundial, el Kennedy Center que les ha albergado, y un decidido grupo de voluntarios de diferentes nacionalidades que han trabajado largas semanas en la logística para hacer esta visita realidad.

Mientras ajustaban los últimos detalles de la logística para acoplarse a la gira de cinco días en Washington, el sacerdote Pepe Moratalla, gestor del Polígono Industrial Don Bosco, recordó que es un milagro el poder tener en un ambiente de hermandad con la formación y expresión de la música a estos jovencitos que provienen de escuelas públicas, y que sus comunidades mismas están divididas por fronteras trazadas con las marcas de los grupos que se reparten los territorios bajo lemas de odio.

Repertorio de grandes

Luego de las palabras introductoras del sacerdote salesiano, que hicieron hincapié en agradecer a los organismos multilaterales como el Banco Mundial y personas del sector privado que han acompañado este proceso como Roberto Kriete, que asistió al concierto, cedió el protagonismo a los jóvenes instalados cual orquesta profesional en los dos niveles del escenario, con una acústica de lujo y un teatro que se llenaba poco a poco con la impuntualidad de algunos asistentes que llegaban tarde al concierto.

La interpretación del Himno de los Estados Unidos a capela por la pequeña Olga R. dio la primera sorpresa y luego la orquesta y coro procedió con las del Himno Nacional de El Salvador. El público ya estaba ganado, en adelante vendría un derroche de música entre variantes de clásico, moderno y folclore, y hasta mambo.

Y no se diga cuando el coro y orquesta hizo retumbar el teatro con "Fortuna emperatriz del mundo" fragmento de Carmina Burana del autor Carl Orff. (1895-1992), que hizo ponerse de pie al público en una ovación en pleno a los jóvenes músicos.

Luego, la sublime contención de "Lacrimosa" del Réquiem de Amadeus Mozart (1756-1791)". Los artistas también demostraron la fortaleza del proceso de aprendizaje con una pieza de difícil ejecución como "La danza del fuego" de Amor Brujo, del compositor español Manuel Falla (1876-1946). Y no podía faltar el sello salvadoreño: "El carbonero", de Pancho Lara (1900-1989), con la que lograron la segunda gran ovación y una que otra lágrima entre los asistentes.

El repertorio les llevó por otros creadores nacionales como el vicentino Domingo Santos (1892-1951), con la pieza "Dios, unión, libertad". La concurrencia seguía de pie cada interpretación.

El joven director de la orquesta, Bryan Cea, comentó que para esta gira de debut internacional de la Orquesta Sinfónica y coro del Polígono Industrial Don Bosco, han trabajado en largas jornadas de hasta ocho horas diarias para el montaje, en un proceso intensivo que ha servido de fogueo a los jóvenes músicos, más los otros conciertos recientes que han tenido en el país.

"La mayoría de los muchachos ha venido de cero, en cerca de tres años de formación aún están en un proceso formativo básico e intermedio, pero al ritmo que llevan esperamos que en un futuro próximo ya estén ubicados en un nivel profesional", explica el director que nació también en este mismo proceso, aunque había participado de manera fugaz en otros proyectos de formación musical en el país.

También recordó y destacó, como promesa de este proyecto, que este sueño inició con el apoyo del Banco Mundial y la donación de un millón de dólares de la Cooperación Japonesa, que permitieron iniciar con la orquesta en 2011, comprar instrumentos, pagar y capacitar maestros, y —hasta en esta oportunidad— como copatrocinador de la gira.

La orquesta es parte del plan de gestión del organismo multilateral para cooperar en los proyectos de prevención de violencia en el país.

Damaris Chacón, una de las jóvenes maestras de violín, de los cerca de 30 violinistas de la sinfónica, manifestó que esta gira es una demostración de lo grande que puede ser un proyecto de música para niños y jóvenes, en especial con el enfoque que se ha creado en el Polígono.

El pequeño Jefferson A. muestra con una sonrisa que le cubre el rostro la felicidad de haber tocado suelo estadounidense y entrar por la puerta grande a la nación norteamericana. A sus 11 años, curiosea cada detalle de su alrededor, pero está presto a todos los detalles de su rol en la orquesta como percusionista y en el concierto se le veía totalmente transformado en un joven artista pendiente de las partituras y de sus instrumentos.

El jueves al mediodía el Banco Mundial recibirá, en el atrio del edificio principal del organismo en Washington, a los jóvenes que derrocharán talento en la segunda fecha de esta gira internacional, donde trabajadores de los organismos multilaterales y de gobiernos podrán ver el fruto de la cooperación internacional en proyectos productivos y de esperanza para un país acosado por la violencia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación