Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

José Sabas Gómez y sus imponentes esculturas

Con una larga trayectoria, sus obras han sido expuestas en diferentes naciones, como México y España, entre otros.

José Gómez: escultor con inspiración divina

Con cincel y mazo, el escultor de Apastepeque, José Sabas Gómez, esculpe su talento en cada bloque de madera y los convierte en imágenes divinas que se han...

El reloj marca cada minuto sin darnos cuenta cómo el tiempo camina y el filoso cincel se desliza sobre el trozo de madera, como buscando tallar nuevas formas; son figuras religiosas hechas en madera que cobran realce por ese trabajo fino que requiere de gran concentración, paciencia y delicadeza en las manos del escultor.
Lo que era un pedazo de madera se transforma en expresiones de un rostro, miradas angelicales o de sufrimiento, ese toque que el artista plasma en la madera como si se tratara de un lienzo.
Así se pasa el tiempo en el taller de José Sabas Gómez, quien acompañado de pinceles, pintura, tijeras, cinceles de todo tamaño, gubias, piedra de afilar, mazo, compás, brochas y martillos transforma el cedro en una imagen que llegará a llenar un espacio en una iglesia, en alguna casa particular, o simplemente la restauración de una imagen deteriorada por el tiempo.
Apastepeque, cuna que vio nacer y crecer a José Sabas, es el testigo fiel de su trabajo; esculturas que han llegado a ser expuestas en México (evento financiado por Banamex y el Ministerio de Cultura mexicano para promocionar a escultores Iberoamericanos), España, Estados Unidos y sin lugar a dudas en muchas iglesias de Sensuntepeque, Ilobasco, La Libertad y la zona norte del país. 

Sin embargo, la satisfacción más grande fue la elaboración de la escultura de Gerardo Barrios, trabajo que realizó en conmemoración de los 100 años de Apastepeque, en San Vicente.

A sus 48 años el artesano sigue visitando el Centro Nacional de Arte (Cenar), escuela donde aprendió otras técnicas, conoció nuevos materiales y conceptos de avance.
Sabas quiere transmitir a los jóvenes par- te de sus conocimientos y por eso hace la invitación para quienes quieran acercarse a su taller a aprender este arte.
En la Casa del Árbol, espacio cultural; también pueden llegar, este 11 de octubre, a la exposición colectiva de 12 artistas que van destacándose y artistas consagrados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación