Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jorge Dalton: Secretaría de Cultura se ha convertido en una aberración

Dalton se une al Sindicato de Trabajadores de Secultura (Sitrasec), el cual se encuentra en paro laboral desde el pasado jueves 31 de octubre. Hasta la fecha la inactividad institucional continúa por tiempo indefinido a nivel nacional

El director de Cine y Audiovisual de Secultura, Jorge Daltón. Foto/ Archivo

El director de Cine y Audiovisual de Secultura, Jorge Daltón. Foto/ Archivo

El director de Cine y Audiovisual de Secultura, Jorge Daltón. Foto/ Archivo

El director de Cine y Audiovisuales de la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura), Jorge Dalton, se armó de valor y denunció públicamente la gestión de su jefa inmediata: Ana Magdalena Granadino. El cubano-salvadoreño fue categórico al calificar a la entidad del gobierno —en la que labora— como una "aberración".

"Secultura solo cambió de nombre. Hemos heredado los vicios de Concultura (Consejo Nacional para la Cultura y el Arte). Los nuevos administradores y los nuevos titulares han traído nuevos vicios. Esto se ha convertido en una aberración".

Dalton se une al Sindicato de Trabajadores de Secultura (Sitrasec), el cual se encuentra en paro laboral desde el pasado jueves 31 de octubre. Hasta la fecha la inactividad institucional continúa por tiempo indefinido a nivel nacional. Son alrededor de mil empleados los que han cesado su faena en la institución. Ellos están demandando el pago del escalafón y de la canasta básica que —según ellos— lograron legalmente en 2010, pero que la gestión de la titular de Secultura se ha negado a pagar. Pero ahora van más allá: quieren la destitución de su jefa.

El Diario de Hoy publicó el día 31 de octubre que Ana Magdalena Granadino envió una carta al ministro de Hacienda, Carlos Cáceres. En ella le solicita un refuerzo presupuestario para "cubrir la deuda pendiente con la empresa de seguridad COSASE" desde agosto y para "las múltiples necesidades en los parques, museos, teatros y bibliotecas administrativas".

Los inconformes se preguntaron cómo era posible que la titular de Cultura se atreviera a pedir refuerzo monetario "por su mala administración y no para solventar las demandas de sus subalternos".

Dalton no solo rompió el silencio y habló con los medios de comunicación, también tomó el megáfono y se planto frente a las instalaciones que albergan el despacho de la titular de Secultura y el resto de direcciones nacionales. Ahí el funcionario pasó del descontento a hacerle una petición a los demás directores nacionales que son como una especie de viceministros.

"Quiero hacerle un llamado a los directores nacionales: tengan dignidad".

La decepción del cineasta no es nueva. Hace un mes hizo circular una carta en la que exponía que se sentía "verdaderamente avergonzado" por lo que sucedía en Secultura y hacía énfasis en que "todos los artistas merecemos respeto, merecemos que nuestro trabajo sea dignificado y que contemos con una dirigencia de prestigio y reconocidos méritos profesionales. No pocos de nosotros contamos con una obra sólida de prestigio a nivel internacional y estamos siendo desacreditados por la inoperatividad, insensibilidad y capacidad para dirigirnos".

En la misma misiva planteó un camino: "O nos oponemos rotundamente de una vez y para siempre a esas posturas ciegas, sordas y corruptas hasta ser escuchados o continuamos siendo también culpables del futuro incierto de la cultura dejándole de herencia a nuestros hijos y nietos una nación agonizante".

Los trabajadores de Secultura también manifestaron a este medio que están intimidados por la administradora general, María Isabel Rivas de Sosa y el director de Relaciones Internacionales y Cooperación, Alejo Campos. Durante la última protesta de Sitrasec frente a las instalaciones de Secultura, los empleados quedaron encerrados y se les prohibió salir. Un video muestra al cineasta Dalton abogando por ellos y pidiendo que "saquen a los compañeros secuestrados, porque eso es privación de libertad y eso es un delito".

La Secultura se pronunció sobre el paro de labores y en resumen solicitó a la "Fiscalía General de la República que declare ilegal la huelga del sindicato" y le advierte a los trabajadores que "el Código Penal en el Artículo 247 establece sanciones de prisión de uno a tres años para aquellos que actuando en grupo coaccionaren a las personas a iniciar o continuar una huelga, paro o suspensión de labores".

El sindicato, sin embargo, continúa con sus demandas y ha dicho en su último comunicado que "muchos trabajadores de las diferentes dependencias nos siguen llamando para sumarse a esta acción de protesta".

Vuelve el MAI

El Movimiento de Artista Independientes (MAI) ha vuelto para solidarizarse con los trabajadores de Secultura. Este grupo surgió en 2012 precisamente por estar en desacuerdo con el desempeño de Granadino. Recientemente declaro que "nos solidarizamos con los trabajadores, artistas e intelectuales que siguen sufriendo vejámenes de una administración soberbia y prepotente como Secultura" y "condenamos las amenazas o despidos que se hagan a cualquiera de los empleados de la Secretaría de Cultura y llamamos a éstos a no claudicar en una lucha que inició con el desprecio hacia las artes por esta administración".

El MAI termina con un llamado al presidente Funes:

"Exigimos al presidente de la República la destitución inmediata de Magdalena Granadino y Alejo Campos, quienes han provocado esta etapa tan nefasta en la administración cultural de El Salvador".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación