Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jennifer Love Hewitt: "Creo que ser sexy es divertido"

La segunda temporada del drama "The Client List" debuta mañana en Sony. Un triángulo amoroso se aproxima.

Los integrantes de los Supersónicos ya están reuniéndose para ultimar los detalles. Foto EDH / Lissette MonterrosaEl drama de esta serie se complicará aún más. Los retos para Riley aumentan. Foto EDH / Cortesía

Los integrantes de los Supersónicos ya están reuniéndose para ultimar los detalles. Foto EDH / Lissette MonterrosaEl drama de esta serie se complicará aún más. Los retos para...

Los integrantes de los Supersónicos ya están reuniéndose para ultimar los detalles. Foto EDH / Lissette MonterrosaEl drama de esta serie se complicará aún más. Los retos para Riley aumentan. Foto EDH / Cortesía

La sensual protagonista de "The Client List", emitido por Sony, habló de ese enorme reto que significa protagonizar, producir y dirigir una serie de televisión, en entrevista facilitada por Sony Latinoamérica. También reveló algunos detalles de la segunda temporada de este drama que se estrena en el país mañana, a las 9:00 de la noche.

En este drama seriado no solo actúas y produces, también diriges. ¿Qué tipo de directora eres?

Me encanta dirigir y me emociona. Trato de mantener la calma y no ser demasiado emotiva o femenina. Supongo que solo soy un poco mandona, pero eso ayuda a que las cosas se hagan bien.

"The Client List" es una producción muy diferente a la de tu rol en la serie "Ghost Whisperer". ¿Estabas consciente de ello?

Realmente no lo planeé mucho. Nos enteramos de que "Ghost Whisperer" no sería renovada el último día de filmación de "The Client List" la película. Fue una extraña coincidencia y me fui a mi oficina a llorar, sin saber qué haría después. En ese momento no estaba pensando en convertir "The Client List" en una serie de televisión, pero luego ganó el Globo de Oro y ahí es cuando las cosas se ponen en marcha (...) Así que después de ganar un Globo de Oro nos decidimos a hacer de "The Client List" un programa de televisión.

¿Has descubierto la parte divertida de ser sexy en este papel?

Creo que ser sexy es divertido. Creo que esta faceta entró a mi vida en el momento adecuado. Cuando eres muy joven no sabes claramente lo que es ser sexy. Una juega un rol durante mucho tiempo, actuando como la gente cree que se es atractivo, pero estoy convencida de que no se es sexy antes de los 30. Ser sensual es algo muy particular y es diferente en cada mujer. Cuando iniciamos "The Client List" no tuve mucho tiempo de pensarlo, actué y tuve que ser sexy rápidamente. Pero yo tenía que averiguar lo que significa serlo. Ahora bien, lo que es divertido de caracterizar a un personaje como Riley Parks es que ella es sexy de diferentes maneras, con cada uno de sus clientes y trata de mantener su atractivo sexual, como madre de dos niños. Hay una diversidad de tópicos en la serie que ha sido satisfactorio descubrir. Creo que aún estoy tratando de averiguar lo que es divertido de ser sexy, pero me gusta y me gusta que sea a esta edad.

¿Qué se necesita para ser sexy?

Estoy aprendiendo lo que es ser realmente sexy. Pero tú tienes que creértelo. Obviamente el paquete físico cuenta, pero sentirse sexy es el mejor truco de las mujeres. Los hombres están buscando sensualidad, ellos no quieren solo el cuerpo, quieren el paquete completo y uno debe sentirse sexy.

¿Confías en tu cuerpo?

En este punto tengo que ser y estar en todas partes. Es de lo único que la gente quiere hablar y lo entiendo. Sin embargo, es lo que exige el espectáculo. Pero definitivamente tengo días en los que sólo quiero estar en una jersey y pantalones de chandal.

¿Qué tan cómoda te sientes haciendo las escenas "hot" de la serie?

Son realmente divertidas para mí. Lo bueno es que nuestro equipo de "The Client List" es el mismo equipo de "Ghost Whisperer". Ya tenemos nuevos años trabajando juntos, no hay nada que pueda hacer para sonrojarlos. Me han visto todo, es más emocionante para ellos ver a una chica nueva en el set. Todos son geniales, conozco a sus esposas, novias e hijos. Todo el que quiera visitarnos puede hacerlo y sentirse cómodo. Algunas veces hacemos algún que otro escándalo, pero pueden venir y reírse con nosotros. En ocasiones me siento mal por los actores invitados. Antes de rodar una escena "hot" los veo en una esquina haciendo flexiones y abdominales. Los miro y pienso: "Yo estoy aquí de pie solo en sujetador y bragas, solo deben relajarse".

¿Crees que con una serie como "The Client List" puedes motivar a las mujeres, hacerlas sentir poderosas?

Claro que sí. No hay muchos programas como el nuestro en televisión. Lo que me encanta de mi personaje Riley es el reto de cambiar a una mujer que luego domina la situación. Y creo que hemos logrado resaltar ese poder. Ella controla todo lo que ocurre en esas habitaciones. Riley nunca está pensando en conquistar a uno de esos hombres y meterlo a su vida, ella tiene su propio drama en casa. Ella solo ofrece un servicio para cuidar de su familia. Está aprendiendo de sí misma y de su sexualidad. Creo que a través de su trabajo en el spa, Riley ha mejorado mucho su autoestima. También creo que las discusiones que el programa genera entre los televidentes son interesantes. Es enriquecedor viajar a otros países y conocer que tan abiertos son a la sexualidad. Creo que en Estados Unidos hay problemas, porque existen muchas mentes cerradas. Pienso que los tabúes dejarían de serlo si solo abriéramos la mente y habláramos de ello.

Al respecto, ¿hay alguna frontera que hayas decidido no cruzar?

Hemos decidido empujar en ocasiones y luego retroceder en otras, para proteger a Riley ante la audiencia. Pensamos que el público podría aceptar cualquier decisión que tome ella, pero tratamos de tener cuidado con lo que Riley es capaz de hacer, porque ella sigue siendo madre de dos niños. Recordamos a los televidentes que ella hace lo que hace para cuidar de ellos. Y si bien que ella sobrepase la línea es sexy, pensamos que atreverse a todo no es tan sexy. Quiero que la gente apague el televisor y que dejen que sus mentes imaginen todo lo demás.

¿Has encontrado a alguien que haya querido compartir contigo sus experiencias en un spa?

Sí. Al principio teníamos a un sinfín de masajistas, pero se han calmado. Por extraño que parezca nos han escrito muchos diciéndonos lo que está mal en el programa. También he recibido mujeres que me piden consejo acerca de cómo evitar que sus esposos se encuentren con una mujer como Riley en un spa. Y les digo: "Ese es su negocio. Yo sólo soy una actriz".

¿Conversaste con algún masajista sobre experiencias ilícitas antes de empezar a rodar el programa?

No, no lo hice. No es un tema que me haga sentir cómoda. Yo no quería tener ese conocimiento, me hubiese sentido como una mentirosa y no quería tener la tentación de guardar secretos personales de nadie.

¿Qué nos puedes decir del triángulo amoroso que se desarrolla en esta segunda temporada? ¿El drama se pervierte?

El triángulo amoroso es divertido de jugar. Mantiene a Riley en aguas calientes constantemente. El programa no busca pervertir el drama, pero habrán fetiches que explorar.

¿Crees que los hombres necesitan sexo para dar amor y las mujeres necesitan amor para dar sexo?

Estoy de acuerdo con eso. Creo que suena bien, es sólo la forma en que funciona. Los hombres y las mujeres no son muy diferentes de lo que se ve en el Discovery Channel. Creo que es primitivo. Los hombres necesitan lo físico para conectar con el corazón, las emociones. Y las mujeres necesitan sentirse seguras emocionalmente antes de conectar físicamente. No creo que haya nada malo en ello. Las mujeres solo tienen que sentirse cómodas con esa idea...

¿Cómo te sientes con la idea de un servicio de masajistas hombres para mujeres?

En la temporada dos, viene un masajista masculino.

¿Has aprendido algo nuevo de tí al caracterizar a Riley?

A nivel profesional, he aprendido que soy capaz de ser una mujer de 34 años que no sólo es la estrella de un programa de televisión, sino la productora ejecutiva y la directora. Eso me sorprende día a día. Y es bueno saber que estamos en un momento en que esto puede lograrse. En un nivel emocional, jugando a ser mamá todo el tiempo me dan ganas de serlo en la vida real. No puedo esperar a tener hijos y disfrutar de esa conexión. Al jugar a ser Riley y usar toda esa lencería me siento mejor conmigo misma...

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación