Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jackson deja la Tierra Media con "El Hobbit"

"La batalla de los cinco ejércitos" completa una saga de Tolkien, que incluye las tres películas de "El Señor de los Anillos".

El actor Martin Freeman y el director Peter Jackson durante la promoción del filme "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos". Foto EDH /AP

El actor Martin Freeman y el director Peter Jackson durante la promoción del filme "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos". Foto EDH /AP

El actor Martin Freeman y el director Peter Jackson durante la promoción del filme \"El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos\". Foto EDH /AP

LONDRES. Luego de un largo y memorable camino, la trilogía de "El Hobbit" llega a su violento clímax.

Es el momento preciso para el director Peter Jackson, quien ha estado ansioso por desatar el caos en la Tierra Media. "Es la primera vez que matamos enanos", señaló el realizador, cuyo entusiasmo por la muerte y la destrucción no coincidía con su aire relajado y el lujoso entorno de su suite en un hotel en Londres.

"Es difícil poder emocionar con un filme, a menos que seas capaz de matar a algunos de los personajes principales", explicó. "Se nos hizo difícil en las dos primeras películas del "Hobbit", pero al menos tenemos un buen número de enanos muertos en la tercera".

"El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos" completa la trilogía basada en el libro de J.R.R. Tolkien sobre Bilbo Baggins, un hobbit apegado a su hogar, a quien obligan a ayudar a una banda de enanos a recuperar su montaña, en poder de un destructivo dragón. En la tercera cinta, el dragón es despachado antes de un choque catastrófico entre enanos, elfos, humanos, águilas y orcos crueles.

Es un espectáculo de efectos generados por computadora, con todo el exceso visual que el 3D y la filmación a 48 fotogramas por segundo pueden proporcionar. Pero Jackson dice que este fue el más satisfactorio de los tres filmes a nivel emocional. (También es el más corto: 144 minutos). Por un lado, aunque las primeras dos cintas siguieron una ruta, esta transcurre, mayormente, en un mismo lugar, la Montaña Solitaria de Erebor. "Fue una placer no tener que hacer ninguna toma en helicóptero de gente caminando por paisajes de Nueva Zelanda", expresó Jackson, aunque las autoridades turísticas del país podrían estar en desacuerdo. "Lo que me gusta de esta, probablemente más que nada, aún más que matar enanos, es que se siente como un thriller", manifestó el director. "Disfruté el poder ser más agudo y elevar la tensión más y más y más hasta que estalla la batalla".

Su entusiasmo es compartido por Martin Freeman, quien interpreta al reacio héroe Bilbo. En el filme, la compleja amistad entre el Hobbit y el líder de los enanos, Thorin Oakenshield (Richard Armitage) alcanza un clímax emocional sembrado de peligros. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación