Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La intolerancia en las redes sociales

Así como estas plataformas ayudan a la libre expresión de sus usuarios también son espacios para la discriminación y la generación de discursos de odio en la sociedad

La intolerancia en las redes sociales

La intolerancia en las redes sociales

La intolerancia en las redes sociales

Las elecciones presidenciales que culminan hoy generaron muchos contenidos en la web desde comentarios en las redes, fotografías, perfiles de burla y muchas cosas más que dieron paso a generar discursos de odio e insultos hacia las demás personas por opiniones y preferencias no compartidas.

Hoy en día las redes sociales son espacios para la expresión de los seres humanos, son lugares de encuentro y socialización, pero también son espacios para que estos discursos de intolerancia crezcan. En estas plataformas se comparte varios aspectos relacionados con la vida pública y privada de las personas y a diario se publica un gran flujo de información que hace muchos años atrás, era reservado en un círculo más cercano.

Destilar relaciones, conversaciones, chistes, intereses, preguntas y comentarios es lo más común, pero esto tiene muchos aspectos en contra ya que hay usuarios que aprovechan estas situaciones para denigrar a los demás. Según un estudio realizado por la Confederación Española de Centros Educativos un 27 % dice insultar a sus a conocidos o amigos a través de las redes sociales "cuando se les provoca" y el 19 % haberlos amenazado.

El estudio, que forma parte de una campaña para reducir el uso y la exposición a la violencia en la red por parte de los menores, señala que el 42 % de ellos dedica más de tres horas al día a navegar por Internet a través de redes sociales y que el 72.5 % tiene al menos un perfil en redes sociales.

El Suplemento de Crimen Escolar 2008-2009 (National Center for Education Statistics y Bureau of Justice Statistics) indica que el 6 % de los estudiantes entre los grados 6-12 han experimentado acoso cibernético.

En el 2011 Youth Risk Behavior Surveillance Survey de Estados Unidos estimó que el 16 % de los estudiantes de secundaria (grados 9-12) fueron intimidados por vía electrónica en el último año y han sido víctimas de intolerancia, odio o ciberbullying.

"Este problema crece y no solo los jóvenes están expuestos a este tipo de intolerancia, sino también los adultos que también dedican parte de su tiempo a comentar cosas que les parecen y las que no", explicó Mario Valencia, consultor especialista en redes sociales.

"El peligro de esta supuesta libre expresión en las redes es que se cae en el insulto, en el odio por el punto de vista de alguien sobre su manera de ver el mundo, sobre política, economía, cuestiones de género y preferencia sexual", añadió el experto.

En una publicación a un rotativo Valeria Verumen, subdirectora de Divulgación y Comunicación Social del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación de México menciona el anonimato que permite Internet es uno de los factores que facilita la difusión de mensajes de odio, lo cual es grave y alerta".

"Los medios del ciberespacio son un termómetro social, el ataque se vuelve políticamente correcto; donde en ocasiones no se ve tan bien tender un discurso homofóbico, pero sí clasista. Es muy difícil medir cómo avanza la discriminación en Twitter, Facebook u otras redes", agrega.

Tolerancia

Según un informe de racismo e intolerancia en Internet de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el discurso de odio como tal, no es un tema nuevo en el debate sobre derechos humanos, su dimensión online y su impacto potencial ofrece nuevos motivos de preocupación entre los jóvenes y sus organizaciones.

En el Informe Definitivo de las Naciones Unidas para la Tolerancia respetarse y ser tolerantes con las opiniones de los demás también es necesario.

El documento detalla que "el fomento de la tolerancia y la inculcación de actitudes de apertura y solidaridad han de tener lugar en las escuelas y universidades y otros espacios. Los medios de comunicación han de desempeñar una función constructiva, facilitando un diálogo y un debate libres y abiertos, difundiendo los valores de la tolerancia y poniendo de relieve los peligros que representa la indiferencia al auge de grupos e ideologías intolerantes"

El Consejo de Europa lanzó una campaña durante el 2013 e inicios de 2014 invitando a los jóvenes a luchar contra el discurso de odio en Internet, desde una perspectiva positiva y proactiva.

Mario Valencia, experto en redes sociales, también añade que la formación las personas desde una perspectiva crítica sobre los contenidos en la red sirve para prevenir el odio y promover la tolerancia ya que los derechos humanos son de máxima importancia, si se quiere evitar la desinformación, adoctrinamiento y reclutamiento de las organizaciones de intolerancia que promuevan el odio.

El experto señala que hay que desde las instituciones escolares o que defienden los derechos deben de promoverse campañas como la de Europa para controlar estas situaciones.

Las redes sociales están consideradas como espacios de hipersocialización, para algunos socialización aumentada, pero en esta hipersocialización no todo el mundo es tolerante ni aceptan la diversidad de opiniones", enfatiza Valencia.

"La recomendación para no caer en la discriminación e irrespeto en el mundo digital es la autoregulación. Consiste en adoptar un comportamiento ético en las redes sociales. Ser coherente con lo que se publica en Twitter y Facebook", comenta el experto.

Además señala que conocer muy bien las políticas de convivencia de Facebook y Twitter es fundamental para evitar convertirse en víctima o generador de intolerancia. Los usuarios deben entender todos los principios básicos que manejan las redes sociales.

También recomienda a los usuarios estar pendientes de las actualizaciones de estas normas, ya que continuamente son modificadas.

"Con estas medidas, es deber del usuario respetar la diversidad de ideas. Se puede opinar libremente, de forma argumentada, sin usar un lenguaje ofensivo", puntualiza.

En la conferencia mundial contra el racismo y la intolerancia la ONU se comprometió a incrementar los esfuerzos para regular esta situación y también para regular el contenido en el Internet, pero afirma que es una tarea de toda la sociedad, tanto de las empresas, redes sociales, ONG y los mismos usuarios.

También se reconoció en este evento que es importante reafirmar en todos los países la lucha por los derechos humanos además de velar para disminuir las doctrinas de odio, de discriminación racial y las formas conexas de intolerancia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación