Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inician la feria de Cali con sabor y alegría

Más de mil artistas recorrieron la autopista Suroriental de la bulliciosa ciudad para prender la apertura de la fiesta

Durante el desfile inicial de la tradicional Feria, hubo derroche de color, música y baile. La alegría se puso de manifiesto en todo el recorrido.

Durante el desfile inicial de la tradicional Feria, hubo derroche de color, música y baile. La alegría se puso de manifiesto en todo el recorrido.

Durante el desfile inicial de la tradicional Feria, hubo derroche de color, música y baile. La alegría se puso de manifiesto en todo el recorrido.

COLOMBIA. La Feria de Cali 2013 tuvo su apertura ayer con el desfile del Salsódromo en la Autopista Suroriental.

En una soleada tarde, los caleños que colmaron las graderías y las zonas de acceso gratuito a costados de la vía, disfrutaron desde las 2:00 p.m. de la presentación de los 1.250 bailarines y de las siete carrozas que prendieron la versión 56 de la Feria.

Este año, el Salsódromo lleva por nombre "Despertar de Carnaval", con el que se rinde homenaje a artistas y países donde la salsa se ha desarrollado y han contagiado a Cali para convertirse en su capital mundial.

Una parte de los bailarines lució atuendos luminosos alusivos a esos países. El recorrido rindió tributo a los grandes Gran Combo de Puerto Rico, La Sonora Matancera y a Dámaso Pérez Prado, de Cuba; La Fania All-Stars, de Estados Unidos, y al Grupo Niche y a Fruko y sus Tesos, por Colombia.

Los artistas se movieron sin parar por ese kilómetro de ritmo ardiente entre siete gigantescas carrozas. En una de ellas, la que abrió el recorrido de un kilómetro, estuvieron los salseros Richie Ray y Bobby Cruz, seguidos por la cadencia de un centenar de bailarines de Constelación Latina, el grupo que este año se coronó campeón del Festival Mundial de Salsa de Cali, en la categoría de salsa cabaret.

Otra carroza movilizó a la Orquesta Guayacán, que celebra sus 25 años, y una más a la agrupación Salsa Máster. En otras tres se presentaron los niños bailarines de salsa y los bailarines de la vieja guardia.

La Calle Suroriental se convirtió en la pista de baile más grande de la Feria, que este año llega a su edición 56.

De acuerdo con María Mosquera, directora del colectivo del vestuario de esa gala, modistas y artesanos de Cali requirieron de 4,400 metros de tela, entre satines, licras y mallatex con lentejuelas para vestir a todos los artistas.

Ante la dimensión del Salsódromo, este año se creó por primera vez un taller para las creaciones de trajes. Allí, los diseñadores Wendy Perea y Camilo Zamora, se inspiraron en los carnavales del mundo y, luego de una investigación, llegaron a la propuesta colorida y dinámica del "Despertar de Carnaval". —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación