Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El hallazgo de una tumba revela la existencia de una nueva faraona en Egipto

Esta nueva faraona se llama "Jintakus III" y en los relieves de las paredes de la tumba aparece identificada como "la mujer del rey" y "la madre del rey"

Fotografía facilitada por el Ministerio egipcio de Antigüedades de la tumba de una reina de la V dinastía faraónica (2,500-2,350 a.C).

Fotografía facilitada por el Ministerio egipcio de Antigüedades de la tumba de una reina de la V dinastía faraónica (2,500-2,350 a.C).

Fotografía facilitada por el Ministerio egipcio de Antigüedades de la tumba de una reina de la V dinastía faraónica (2,500-2,350 a.C).

El Ministerio egipcio de Antigüedades anunció hoy el descubrimiento cerca de El Cairo de una tumba de una reina de la V dinastía faraónica (2,500-2,350 a.C), de la que hasta ahora se desconocía su existencia.

Esta nueva faraona se llama "Jintakus III" y en los relieves de las paredes de la tumba aparece identificada como "la mujer del rey" y "la madre del rey".

El ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati, explicó en un comunicado que en el enterramiento se encontraron 24 estatuillas y utensilios de piedra caliza y cuatro de cobre, que conforman el ajuar funerario.

La tumba fue hallada por una misión arqueológica checa, en colaboración con el Ministerio egipcio, en la zona de Abu Sir, al suroeste de El Cairo.

El director de la misión checa, Miroslav Barta, indicó que el descubrimiento de esta tumba ha revelado una parte desconocida de la historia de la V dinastía, y ha confirmado la importancia de la mujer en la corte.

La tumba se sitúa en un cementerio pequeño al sureste de la colección funeraria del llamado rey Rá Nefr Ef, que fue descubierta en los años noventa.

Este hecho ha llevado a los expertos a sugerir que Jintakus III puede ser la mujer de Rá Nefr Ef, del que hay muy poca información, y la madre del faraón Menkahur.

El pasado 24 de marzo, arqueólogos checos descubrieron también en Abu Sir el sarcófago y la momia de un importante sacerdote de la V dinastía, identificado como Nefer.

La zona de Abu Sir, cercana a la explanada de las pirámides de Guiza, formó parte de la gran necrópolis de la antigua ciudad de Menfis.

Sus monumentos más importantes son los templos del sol y el complejo funerario de la pirámide del rey Sahura, además de otros lugares de culto y tumbas de personajes nobles de la época.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación