Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Glamour y estilo en la alfombra

Los famosos aprovecharon la oportunidad para realzar su personalidad a través de la más prestigiosa alfombra roja de la música

Glamour y estilo en la alfombra

Glamour y estilo en la alfombra

Glamour y estilo en la alfombra

El estilo, la moda y el glamour fueron los elemetos que acompañaron a los artistas y famosos ayer por la noche, en la Alfombra Roja de la edición 57 de los Grammys.

El color que predominó fue el negro. La reina del pop, Madonna, lució un Givenchy con claras reminiscencias taurinas, una montera con velo como tocado y un corpiño con encajes, además de hombreras y minifalda.

La diva, con su vestuario, también estaba promocionando su nuevo CD "Rebel Heart", que ya se filtró por Internet, y no desaprovechó la oportunidad para enseñar su trasero a los paparazzi.

Otras como Beyonce, Miley Cyrus, Gwen Stefani, Nicki Minaj y Sia también optaron por lucir el negro, cada una luciendo su característica personalidad, como en el caso de la cantante de "Chandelier", que completó su traje con una peluca.

Sin embargo, quienes se encargaron de imponerle color a la noche con sus vestuarios fueron la bella rubia Taylor Swift, quien apareció "sacudiéndose" su vestido verde turquesa, que combinó con unos pendientes del mismo tono y zapatos fucsia de Giuseppe Zanotti.

Katy Perry, última en confirmar su presencia en el espectáculo, dio un giro a su imagen en la alfombra, respecto a su presentación en el Super Bowl, el pasado domingo. Este cambio pudo verse en su vestido de fleco, y además, en su nuevo tono de cabello.

Ariana Grande llegó acompañada de su novio, Big Sean, luciendo un sexy vestido blanco con detalles metálicos.

Con un estilo muy anormal para ella, la cantante de pop Lady Gaga, en compañía de Tony Bennett, se presentó con un vestido gris, glamuroso, con una superabertura en la parte izquierda.

Rihanna lució como toda una princesa con un vestido color rosa de vuelos, cuyo diseño estuvo a cargo de Giambattista Valli Haute Couture.

Otros aprovecharon la oportunidad para utilizar un vestuario más relajado, como Kim Kardashian, que llegó junto a Kanye West con un modelo que parecía bata, en tono dorado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación