Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gemelos dos personas diferentes

En la educación y la crianza en general de gemelos se debe tomar en cuenta que han estado juntos desde el momento de la concepción, sin embargo, deben ser tratados como personas independientes.

Gemelos dos personas diferentes

Gemelos dos personas diferentes

Gemelos dos personas diferentes

La llegada de un hijo genera en los padres una inmensa alegría mezclada con temores y expectativas ante el giro que ese nuevo pequeño ser les dará a sus vidas. Sin embargo, cuando se trata de gemelos el impacto literalmente se duplica, ya que la crianza requiere el doble de tiempo y de atención.

Ya sea que se trate de gemelos, es decir que procedan de un único óvulo dividido tras la fecundación, o de mellizos, que procedan de dos óvulos fecundados por dos espermatozoides, lo cierto es que son dos seres que han estado juntos desde el primer aliento de vida, compartiendo el mismo útero y que por consiguiente guardarán una relación muy especial.

Cómo realizar la crianza de los pequeños es también una de las primeras dudas que asalta a los padres. Y es que algunos, aún tratándose de dos personas, tienden a tratarlos o a referirse a ellos como si se tratara de una sola.

Ante esto, refiere la psicóloga Isabel Camarena de Guerrero, que la manera más saludable de criarlos es siempre tratarlos de manera individual, no creer que son una sola persona y pensar en ellos como unidad.

Esto porque "aunque existan muchas similitudes, cada uno poseerá una personalidad que los diferenciará y los caracterizará. Por tanto, deben ser tratados como seres individuales aprendiendo a reconocer en ellos sus características y cualidades personales, para darle a cada uno lo que necesita y en la forma más adecuada", sugiere.

Es importante que los padres fomenten la independencia en los niños, lo cual les ayudará a desarrollar un sin fin de habilidades, y al mismo tiempo, potenciará sus capacidades.

Al crear independencia, afirma Camarena, también se está creando en ellos la capacidad de resolver algunos problemas que para su edad resultan complejos. Por otro lado, tienden a ser menos temerosos y por consiguiente tienen más seguridad en sí mismos.

En este punto no hay que confundirse ya que no se trata de romper un vínculo, sino más bien de fomentar el desarrollo de la personalidad, porque aunque físicamente sean parecidos su carácter y temperamento serán diferentes.

"La creación o la búsqueda de actividades que se acople a cada forma de ser es fundamental, las actividades lúdicas y los deportes, entre otros, deben estar direccionados a la forma de ser de cada uno y no tratar de asumir los mismos gustos por igual", afirma Camarena.

Dudas frecuentes

A pesar de esa privilegiada unión entre gemelos y mellizos el proceso educativo debe ser individualizado. Por otra parte necesitan ser ellos mismos y no una copia del otro.

A continuación algunas respuestas a las dudas frecuentes de los padres.

¿Se deben vestir iguales o llegada cierta edad cierta edad se les debe permitir que luzcan según sus gustos individuales?

El vestirlos iguales puede llegar a ser normal sobre todo cuando estos están recién nacidos, puesto que a ello lo acompaña la sorpresa o alegría de poseer dos hijos que son completamente o muy parecidos físicamente.

Pero, según Camarena, a medida que crecen, como en la crianza de cualquier niño, se debe crear en ellos la independencia, para que cada uno escoja la ropa que mejor les parezca y con la que se sientan cómodos. Esto también se debe tomar en cuenta a la hora de comprarla en un almacén.

"Eso no quita que para ellos el vestirse iguales a cierta edad les resulte agradable o cómico. Pero también debe ser un gusto o acuerdo personal entre los niños y no una imposición de los padres", indica la profesional.

¿Es conveniente separarlos para hacer algunas actividades con los padres?

Definitivamente sí. Siempre se sugiere que cada hijo tenga actividades en solitario con sus padres. Lo más recomendable es que cada uno tenga el espacio para convivir en solitario con su padre y en otras ocasiones con su madre, para así poder crear vínculos más cercanos con cada uno de ellos y fomentar la confianza y la comunicación.

De esa forma él o ella considerarán ese espacio como suyo, en el que sabe que la atención está siendo canalizada directamente hacia su persona.

¿Cómo deben actuar los padres ante peleas o celos entre los gemelos?

Los padres deben evaluar la situación, ya que es importante enseñarles a los niños cómo solucionar los conflictos.

El establecerse como mediadores no implica interceder o imponer el criterio personal, sino más bien bajarse al nivel de ellos, de su edad y tratar de entender sus emociones.

Se les debe escuchar, orientarlos para que cada uno exprese lo que siente, piensa y cree, y estimularlos para que creen propuestas o alternativas de soluciones acordes a sus capacidades y a lo que ellos se sienten capaces de hacer, sin sentirse presionados, con imposiciones o que se les genere el sentimiento de que papá o mamá está más a favor de uno o de otro.

"Otra forma es platicar con ellos y manifestarles el amor igualitario hacia ambos, resaltar las cualidades positivas que cada quien posee y hacerles ver que cada uno es especial por su forma diferente de ser", agrega la especialista.

¿Cómo evitar las comparaciones entre ellos?

"Una vez más se reitera la necesidad imperante de tratarlos como dos seres completamente individuales, conocer cuáles son las características que los diferencian, sus cualidades y en forma específica cuál es la personalidad de cada uno", dice Camarena.

Cuando los padres logran ser conscientes de que sus hijos son gemelos, pero que son dos seres completamente diferentes, es cuando logran darles a cada uno su propio espacio, la práctica de actividades que van acorde a sus capacidades, y por ende las comparaciones y el querer que uno se comporte y actúe como el otro desaparecen de su pensamiento.

¿Es bueno separarlos en la escuela o en la guardería?

Sí. La idea de separarlos se debe a que cada uno necesita su propio espacio y su grupo de amigos con el fin de aumentar sus experiencias de vida.

Sin embargo, es muy importante que al separarlos de colegio, se procure que ambos estarán en colegios en los cuales puedan aspirar a las mismas posibilidades y no exista luego la idea en ellos que hay diferencias o preferencia por uno y no por el otro.

Una muy buena alternativa a ello, es que ellos estén dentro de la misma institución pero en secciones diferentes, así cada uno tendrá las mismas posibilidades, los mismos recursos, igual enseñanza, pero cada uno tendrá su propio espacio y su grupo de amigos.

Incluso es bueno que en casa cada uno tenga su habitación, es decir su propio espacio. Así se sentirán cómodos, serán independientes y los posibles conflictos disminuirán.

¿Deben elegir sus juguetes o comprarles todo igual para que no peleen?

Lo ideal es que cada uno escoja los juguetes que más les parecen o con los cuales se sienten identificados. Hay que recordar que estos serán escogidos en base a su personalidad, a sus gustos y tendencias, los cuales pueden ser muy diferentes entre sí.

Lo anterior no descarta que en ocasiones se obtengan juguetes compartidos, pues ello también fomentará la unidad entre hermanos, la comunicación y el trabajo en equipo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación