Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A Gabriel García Márquez le gustaba el bigote espeso y sin volumen

"La navaja en el cuello solamente me la pone Pietro", decía el autor colombiano, según el barbero que lo atendía.

El Premio Nobel de Literatura es recordado cariñosamente por amigos y familiares.

El Premio Nobel de Literatura es recordado cariñosamente por amigos y familiares.

El Premio Nobel de Literatura es recordado cariñosamente por amigos y familiares.

MÉXICO. Al escritor colombiano Gabriel García Márquez le gustaba tener el bigote "más bien espeso" y "sin volumen", según recuerda en una entrevista publicada ayer el barbero que lo atendió durante 25 años, el italiano Pietro Morittu.

En una entrevista con el diario Reforma, Morittu, que llegó a México en 1978 y seis años después abrió las puertas de la Barbería Da Pietro, recuerda que recibió en ella al nobel de literatura una vez al mes, durante cinco lustros.

"El hombre venía a cortarse el cabello, a relajarse, a descansar", agregó el peluquero italiano, recordando el autor de "Cien años de soledad", fallecido en la capital mexicana el pasado 17 de abril.

En algunas ocasiones, durante su visita mensual, a García Márquez lo esperaban en la peluquería personas que querían un autógrafo del autor. "Era una persona amable, muy humano, muy bromista, con una visión especial", recuerda el barbero.

También dijo que solo él era quien le rasuraba. "La navaja en el cuello solamente me la pone Pietro", decía Gabo a su barbero. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación