Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fundación San Andrés recibe apoyo empresarial

Textiles Opico entregó fondos para ayudar a tratamientos de equinoterapia

David Ha, director ejecutivo de Textiles Opico, entrega el cheque a Anabel Tinoco de Meza, presidenta de Fundación San Andrés.

David Ha, director ejecutivo de Textiles Opico, entrega el cheque a Anabel Tinoco de Meza, presidenta de Fundación San Andrés.

David Ha, director ejecutivo de Textiles Opico, entrega el cheque a Anabel Tinoco de Meza, presidenta de Fundación San Andrés.

La Fundación San Andrés, creadora de varios programas de desarrollo económico y social en el departamento de La Libertad, recibió recientemente un donativo económico de la compañía Textiles Opico.

Según explicaron los representantes de las organizaciones, en el futuro la compañía de textiles entregará cada año ayuda monetaria.

El apoyo servirá para poder desarrollar y continuar el programa de equinoterapia de la Fundación San Andrés, y así favorecer a niños con discapacidad de escasos recursos económicos de la zona.

En la entrega simbólica estuvieron presentes el director ejecutivo de Textiles Opico, David Ha; la presidenta de la Fundación San Andrés, Anabel Tinoco de Meza y algunos de los niños beneficiados y otros representantes de las instituciones.

Con los fondos entregados la fundación podrá continuar mejorando la salud decenas de niños a través de la equinoterapia.

Ayuda ecuestre

La equinoterapia es un método terapéutico que emplea caballos para lograr la rehabilitación, integración y desarrollo físico, emocional y psíquico de una persona.

Los movimientos del caballo estimulan los músculos y las articulaciones del paciente. Este método se emplea en muchos países en la rehabilitación para enfermedades como atrofia, autismo, Accidentes Cerebro Vascular (derrames cerebrales), hiperactividad, parálisis cerebral, retardo mental o psicomotor y Síndrome de Down.

El paciente puede poner en movimiento los mismos músculos que se utilizan para caminar. De este modo aunque la persona no camine sus músculos son puestos en acción.

En el país el proyecto de incluir la equinoterapia dentro de los tratamientos para niños se da por un convenio de colaboración de la Fundación San Andrés y la Escuela de Equitación Las Espuelas.

Los beneficiados son habitantes de municipios como El Congo, Ciudad Arce, Opico, Quezaltepeque, Colón, Talnique, Jayaque, Tepecoyo, Sacacoyo y Armenia.

Conexión con la especie animal

Sobre la equinoterapia, la terapeuta Sandra de Ochoa explica que: "Los estímulos que produce el caballo son rápidos. El animal da estímulos de a mil por minuto. Sin embargo, dentro de la sala de terapia se logran estímulos de 10 por minuto. La terapia con caballos no es solo rápida sino efectiva".

"Los animales influyen en la salud de una forma que todavía es un misterio. Una posible explicación es que su compañía está exenta de complicaciones; es decir, no replican, no critican, ni dan órdenes. En cambio representan algo con lo que las personas pueden responsabilizarse y tener contacto físico", agrega la especialista.

Equinoterapia o hipoterapia se le denomina a la etapa en que el paciente no puede ejercer ningún tipo de acción sobre el caballo, ya sea física o mental, por lo tanto los movimientos que realiza el paciente son consecuencia de los movimientos del caballo.

Estudios médicos afirman que este método puede generar beneficios como mejoras en el desarrollo de habilidades motoras, incremento del control del tono muscular, la postura, la conducta y el ajuste emocional en los pacientes, especialmente en los menores de edad.

Sin embargo, médicos recomiendan emplearla como terapia complementaria y no como sustituta de otras.

Origen

La equinoterapia data de los años 458-377 a.C. cuando Hipócrates, "el Padre de la Medicina", escribe en su libro "Las dietas" lo saludable del ritmo del caballo al andar.

Recomendaba a sus pacientes que dieran pequeños paseos a caballo diariamente, pues estaba convencido de que no sólo podían mejorar su salud física, sino también su estado de ánimo, según describe peques.com.mx. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación