Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fotos: Sofía Hellqvist, de stripper a princesa de Suecia

Pese a todo, la población sueca aprueba la unión, pero esta opinión no es compartida por la familia de Carlos Felipe, desde hoy su esposo

Fotos: Sofía Hellqvist, de stripper a princesa de Suecia

Fotos: Sofía Hellqvist, de stripper a princesa de Suecia

Fotos: Sofía Hellqvist, de stripper a princesa de Suecia

Sofía Hellqvist, de 30 años, contrajo matrimonio hoy con el príncipe Carlos Felipe de Suecia, duque de Värmland, de 35 años. Una unión acompañada de dimes y diretes por el pasado erótico de la novia.

Fotos semidesnuda en una revista masculina, una supuesta relación con una actriz pornográfica y su participación en un reality televisivo fueron suficientes para que los familiares y el entorno real de Carlos Felipe, rechazaran esa unión. Sin embargo, los lazos de afecto fueron más fuertes.

En el 2010 se anunció la relación de manera oficial, coincidentemente, el mismo año, Hellqvist fundó una organización humanitaria para mujeres en Ghana, país al que viaja con frecuencia.

La, desde hoy princesa, nació en la localidad de Täby, el 6 de diciembre de 1984. Es hija de un matrimonio de clase media. Estudió en la universidad de Estocolmo y pagaba sus estudios con trabajos como mesera y modelo.

A los 20 años posó semidenuda para la revista Slitz y participó en el reality Paradise Hotel, de formato similar al de Gran Hermano, de España. Ahí protagonizó escenas subidas de tono con algunos participantes.

Al término del programa se mudó a Nueva York, estudió yoga y se relacionó con la actriz porno Jenna Jameson.

Pese a todo, la población sueca aprueba la unión, pero esta opinón no es compartida por la familia de Carlos Felipe, pues no aprueban que éste, en el 2009, haya terminado una relación de 10 años con Emma Pernald e inmediatamente después se relacionara con la mesera de un club nocturno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación