Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Fin de año y estás agotado? 5 ideas para sobrevivir a esta etapa

Descubre qué puedes hacer para que el día te rinda más y así cumplir con tus metas y objetivos

¿Fin de año y estás agotado? 5 ideas para sobrevivir a esta etapa

¿Fin de año y estás agotado? 5 ideas para sobrevivir a esta etapa

¿Fin de año y estás agotado? 5 ideas para sobrevivir a esta etapa

Llega fin de año y estás agotado. Ya sea que trabajes dentro o fuera de casa, puede que esta temporada te encuentre sin energía. Las presiones laborales, fechas de entrega, preparativos para las fiestas y reuniones de despedida de año, hacen que queramos que el tiempo pase más de prisa.

Hay diferentes maneras en las que puedes transitar por esta etapa de una manera exitosa, recuperar energía y reconquistar el buen humor. ¿Cómo hacerlo? Aquí algunas ideas:

1. Descansa

No sacrifiques tus noches. Sé que cuando no tienes tiempo, terminas recurriendo a quedarte despierto durante toda la noche para finalizar tareas. A veces no queda otra alternativa, pero puedes buscar otras variantes. Por ejemplo, en la medida de tus posibilidades, acuéstate lo más temprano posible y levántate temprano. De esa manera tu cuerpo descansará durante las horas de la noche y tendrás unas horas extra para trabajar, antes que comiencen las actividades del día. Intenta trasnocharte lo menos posible, de esa manera las horas diurnas te serán más provechosas y llenas de energía.

2. Aliméntate de manera adecuada

Una alimentación saludable te proporcionará los nutrientes que tu cuerpo necesita para tener energía. Esto parece una obviedad, pero en muchos casos no hacemos conciencia de ello, teniendo como resultado una falta notable de energía y vitalidad. Esto se soluciona de manera sencilla: consulta un especialista si tienes dudas acerca de qué tipo de nutrientes o alimentos están faltando en tu alimentación diaria. Con una dieta adecuada no sólo prevenimos enfermedades, sino que nos enfrentamos a las actividades diarias de manera óptima, tanto en lo físico, como en lo mental. Haz la prueba: al cambiar los malos hábitos alimenticios tu energía se incrementará.

3. Desarrolla la paciencia

Aquí entramos al meollo del asunto. A nivel mental, solemos perder más energía de la que creemos. Los pensamientos equivocados nos llevan a generar emociones negativas o contraproducentes, dejándonos cansados, desganados o muy nerviosos. Por ejemplo, si en la mitad de una actividad nos ponemos a pensar en que no vamos a llegar, que es poco el tiempo, etc., eso hará que perdamos el tiempo y energía que necesitamos para resolver los problemas con éxito. Por eso, comienza a cuidar tus pensamientos y cuando surja alguna idea molesta o abrumadora, no la reprimas, déjala pasar y busca algún pensamiento positivo que te motive a seguir.

4. Relaja tu cuerpo

Aunque tu agenda esté desbordada, tómate tiempo para una buena relajación. Al menos por 10 o 15 minutos al día busca un lugar silencioso, pon tu música favorita y cierra los ojos. Siéntate con la espalda recta, pero confortable. Imagina cómo vas relajando cada centímetro de tu cuerpo. Acompaña este ejercicio con una respiración profunda. Al finalizar, notarás tu mente fresca y lista para seguir por un tiempo más con las actividades diarias.

5. Trabaja con música

Si tus actividades lo permiten, trabaja escuchando tu música favorita. Eso te llenará de alegría y verás cómo con una sonrisa las actividades pesan menos. Por eso, ten siempre a mano una lista de reproducción de música que te llene de vitalidad. Notarás cómo te cambia el día.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación