Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Explorando los mundos creados por el hombre

Explorando los mundos creados por el hombre

Explorando los mundos creados por el hombre

Explorando los mundos creados por el hombre

En 1994 Nintendo exploró el mundo de la realidad virtual. Su consola Virtual Boy permitía que sus juegos tradicionales se experimentaran en 3D.

El proyecto fue un rotundo fracaso comercial. Los juegos no llegaban a la complejidad necesaria para que la experiencia en realidad virtual valiera los $180 que el aparato costaba en ese momento.

La inquietud que genera saber que la tecnología puede crear otras realidades es algo que se ha discutido desde antes del Atari. Por ejemplo, el libro Esperando a Godot de Samuel Beckett, que estudia los límites de la conciencia humana y la existencia de las máquinas, fue publicado en 1949. Tron, por otra parte, se lanzó en 1982, sólo dos años después de que se lanzó PacMan en Japón.

En todos estos casos lo que se discute es la relación máquina-hombre. La creación de universos en los que se pueda experimentar cosas imposibles o que podrían causar daño físico siempre ha sido uno de los sueños más explorados en el desarrollo de la tecnología.

Según VRS.org, el primer aparato de este tipo era el Sensorama, lanzado en 1957. Un aparato muy parecido a The Cave pero con un sistema que también emitía distintos tipos de olores. Y el primer aparato al estilo gafas o headset se patentó en 1968. Pero el peso de este era demasiado y nadie lo podía usar por tiempos prolongados.

Por último, Jaron Lanier, un científico de computadores conocido por su investigación teórica sobre la realidad virtual, explica que el camino que sigue esta tecnología es muy similar a la trayectoria que la fotografía o el cine tuvieron antes de establecerse. El teórico opina que la humanidad sólo debe esperar a que la tecnología se perfeccione, y que dicho evento no está demasiado lejos de esta generación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación