Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Etiquetas de productos no siempre aciertan

Según el estudio, muchos productos denominados "hipoalergénicos" incluyen sustancias que podrían afectar la piel.

Muchos productos se venden como "dermatológicamente probados", "libre de fragancia" o "libre de parabeno". foto edh

Muchos productos se venden como "dermatológicamente probados", "libre de fragancia" o "libre de parabeno". foto edh

Muchos productos se venden como \"dermatológicamente probados\", \"libre de fragancia\" o \"libre de parabeno\". foto edh

Los productos para los niños alérgicos que están etiquetados como "hipoalergénicos" a menudo contienen sustancias o ingredientes que pueden provocar una reacción, según demuestra un nuevo estudio.

El autor principal, Carsten Hamann, de la Facultad de Medicina de Loma Linda University, California, aseguró que la FDA no regula el uso de las etiquetas que indican que un producto es hipoalergénico.

Con su equipo evaluó productos que podrían utilizar niños con eczema, una enfermedad de la piel que afecta a 17,8 millones de estadounidenses, de acuerdo con la Asociación Nacional de Eczema. Los pacientes desarrollan placas de piel enrojecida que provoca picazón en los brazos, las piernas, las mejillas y detrás de las orejas.

"Los niños con eczema o dermatitis atópica utilizan más lociones, cremas y ungüentos. Los cuidadores que compran esos productos prefieren los productos que incluyen esos términos de marketing sin sentido", indicó Hamann vía e-mail.

A menudo, los médicos les recomiendan a los pacientes con eczema que se apliquen una sustancia humectante en las áreas inflamadas de la piel. Pero esas personas están expuestas a un alto riesgo de padecer alergias por contacto, reacciones alérgicas a sustancias que entran en contacto con la piel, como las fragancias, los conservantes y otros elementos químicos.

El estudio

El equipo evaluó 187 productos cosméticos para determinar si incluían alguno de los 80 alergenos más comunes.

Todos los productos se ofrecían comercialmente como seguros para utilizar en niños e incluían la etiqueta que indicaba que eran "hipoalergénicos", "dermatológicamente recomendados/probados", "libre de fragancia" o "libre de parabeno".

El 89% de los productos incluía por lo menos un alergeno, mientras que el 63 % incluía dos o más y el 11 %, cinco o más, según publica el equipo en Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Los conservantes y las fragancias aportaban el 58 y el 29 % de los alergenos, respectivamente.

El 10 % de los productos contenía metilisotizolinona, un conservante que está a punto de prohibirse en la Unión Europea porque puede provocar irritación cutánea grave.

"Sería muy difícil hasta para los padres más cuidadosos, inteligentes y preparados conocer los nombres de los más de 80 alergenos y sus síntomas, menos aún comparar esa lista de alergenos con la lista de más de 15 ingredientes que aparece en la parte de atrás de los productos de uso pediátrico", dijo Hamann. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación