Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escoliosis: una curva muy peligrosa en la columna

Según especialistas afecta más a las mujeres, y quienes la padecen tienen la columna en forma de "S" o "C". Y según la OMS, 3 de cada 100 personas sufren esta patología.

Escoliosis: una curva muy peligrosa en la columna

Escoliosis: una curva muy peligrosa en la columna

Escoliosis: una curva muy peligrosa en la columna

En Londres, Inglaterra, a sus 14 años la modelo Leanne Roberts comenzó a sentir las primeras molestias en la columna, pero estas comenzaron acumularse con el paso del tiempo. El aviso más notorio se dio a sus 16 años.

Roberts estaba en una sesión de fotos cuando empezó a sentir terribles dolores. Esta manifestación le preocupó y le contó a su madre. Juntas fueron a ver a un especialista, cuyo primer diagnóstico fue poco alentador: la única solución para mejorar era una operación de 12 horas, que no aseguraba que se recuperara, por eso lo más recomendable era que dejara de lado su carrera.

"Fue horrible las cantidad de tiempo que pasé llorando. Estaba tan aterrada de pensar en qué me iba a convertir", cuenta Roberts al recordar el diagnóstico de los doctores, de escoliosis. "Estaba paranoica y pensaba que terminaría luciendo horrible y en silla de ruedas", recuerda la modelo.

La noticia afectó mucho a la adolescente, quien pasaba horas frente al espejo tratando de mejorar su postura. Lo hacía constantemente, no quería que sus sueños se desvanecieran. Un día, buscó en Internet más información de su enfermedad y descubrió una clínica llamada Escoliosis SOS (scoliosissos.com), una institución que tiene como objetivo tratar a sus pacientes a través de ejercicios para que fortalezcan los músculos que rodean la columna vertebral y así puedan estabilizarse.

"Yo estaba muy emocionada y no podía esperar para empezar el tratamiento. Creo que todo el mundo debería tener en cuenta el ejercicio antes de someterse de inmediato a una operación tan arriesgada", cuenta Roberts. Ella comenzó su tratamiento en noviembre de 2013, y confesó que vio los resultados los primeros días.

La escoliosis es una deformidad de la columna vertebral, caracterizada por una curvatura en forma de "C" o "S". "La mayoría de las veces, la causa de la escoliosis se desconoce. Esto se denomina escoliosis idiopática. Es el tipo más común y se clasifica por edad", aseveró el doctor Julio César Ruiz Calderón, ortopeda del Centro de Cirugía Ambulatoria (CECIAM).

Según Ruiz, es una patología frecuente, cuyos síntomas aparecen desde muy temprana edad. Y la más común es la idiopática y puede ser hereditaria. Las niñas tienen mayor predisposición a desarrollarla y necesitar un tratamiento para superar las molestias que le acarrean. Suele diagnosticarse entre los 10 y 14 años.

"Cuando la escoliosis es muy evidente el cuerpo se inclina hacia un lado, los omóplatos son prominentes, una cadera es más alta que otra, genera dolor crónico en la espalda y contracciones musculares, entre otros síntomas", agrega el ortopeda.

¿Cómo se diagnostica?

De manera muy simple. La prueba consiste en que la persona se incline, sin flexionar las rodillas, y se toque los pies con la punta de los dedos. Ruiz dice que "el especialista examinará la columna para ver si presenta alguna desviación. De ser necesario se realizarán otros exámenes para ver si el paciente requiere tratamiento y si el paciente presenta una ligera desviación se recomienda examinarse de forma periódica para asegurarse que el mal no avance. Si tiene una gran curvatura se aconseja el uso de un corsé, barras o una cirugía".

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 3 de cada 100 personas sufren algún tipo de escoliosis. Sin embargo, esto no representa un problema para la mayoría de afectados, sólo unos cuantos necesitarán usar corsé o someterse a una operación.

Los tipos de escoliosis son dos: congénita y neuromuscular. La primera está presente al nacer y ocurre cuando las costillas o vértebras del bebé no se forman apropiadamente, y la segunda es causada por un problema en el sistema nervioso que afecta los músculos. Los problemas pueden abarcar: parálisis cerebral, distrofia muscular, espina bífida y polio.

A la escoliosis hay que medirla en grados, según su evolución y tratarla inmediatamente. En una escoliosis severa la columna tiene 78º grados de posición y en una leve es de 15º grados. Los especialistas buscan por medio de sus tratamientos que la columna se mantenga en 0º grados.

Los síntomas más notables son dolor de espalda o lumbago, sensación de cansancio en la columna después de pararse o sentarse por mucho tiempo, hombros y cadera desiguales (un hombro puede estar más alto que el otro) y curvaturas de la columna más hacia un lado.

Pruebas y exámenes

El ortopeda Ruiz realiza sus diagnósticos por baropodometría computarizada que constituye una plataforma con 4,800 sensores de presión activos sobre 120 cm. de un pasillo de 2 metros, una videocámara y un sistema computarizado para la elaboración de datos.

El equipo permite una investigación estática y dinámica de las presiones del pie en posición erecta y durante la deambulación.

En el examen estático se puede evaluar la presión del pie sobre la plataforma con el sujeto parado; examinando la carga plantar donde se puede cuantificar las oscilaciones que fisiológicamente o patológicamente el sujeto manifiesta sobre un trazado. Lo mismo ocurre en el examen dinámico que analiza las presiones ejercidas por el pie durante la deambulación, relacionando los datos registrados por la computadora con la fase del paso.

Con este estudio se permite ver si la carga de los pies es normal, el predominio del apoyo del pie sobre el otro, cuantifica la carga del hemisoma derecha e izquierda, entre otros. El examen puede ser en consecuencia un valioso elemento para la evaluación medico legal de la entidad real del daño orgánico; permite además una eliminación gradual de los desordenes posturales, confirmando el poder constituirse en un instrumento para el diagnóstico del desgaste y lesiones orgánicas.

Y se toman radiografías de la columna vertebral. Estas son esenciales, debido a que la curvatura real de la columna puede ser peor de lo que el médico puede observar durante un examen.

En el caso de la modelo Leanne Roberts, un portavoz del centro Escoliosis SOS contó que la chica volvió a "tener confianza en ella misma" desde que comenzó su terapia, agregando que "ha recuperado la pasión por la vida y ha vuelto a ser sociable. De hecho, retomó su carrera como modelo y está muy entusiasmada con lo que depara el futuro".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación