Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Elpidia Carrillo: El Salvador debería hacer sus propias películas

Varios lugares del país han servido de escenario para la creación de la película "Relentless"

Por fin la actriz mexicana Elpidia Carrillo conoció El Salvador. Ella en las instalaciones de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador Fenadesal. Foto EDH / Jorge Reyes

Por fin la actriz mexicana Elpidia Carrillo conoció El Salvador. Ella en las instalaciones de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador Fenadesal. Foto EDH / Jorge Reyes

Por fin la actriz mexicana Elpidia Carrillo conoció El Salvador. Ella en las instalaciones de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador Fenadesal. Foto EDH / Jorge Reyes

La filmación de "Relentless" en El Salvador va sobre ruedas de la mano de su director Lance Tracy y del equipo salvadoreño Meridiano 89. También participa André Guttfreund como asesor de la escena local.

La película trata sobre una estadounidense que desaparece en El Salvador, pero sus pobladores ayudan a dar con el paradero de la norteamericana. El trabajo también aborda el contexto de la guerra que vivió el país.

"El filme enseña una parte peligrosa y negativa de El Salvador, pero el héroe es el salvadoreño. La película muestra esa dualidad de lo que pasa acá", ha declarado a El Diario de Hoy, Tracy. "Esta no es un película clásica donde el bueno siempre es el gringo, no. El bueno es el salvadoreño que es un antihéroe que con otros salvadoreños ayudan al rescate", ha evaluado el representante de Meridiano 89, Carlos Figueroa.

"La filmación de esta película en El Salvador ayuda a entrenar a nuestra gente en hacer lo que tenemos que hacer, porque el cine de ficción es la clave para formar una miniindustria, porque sin cine de ficción no existe negocio y sin negocio no hay industria. Esto que está sucediendo en el país es muy importante para que sepamos hacer las cosas y hacerlas bien", evaluó Guttfreund.

Uno de los artistas que figura en "Relentless" es la mexicana Elpidia Carrillo, quien tiene una carrera cinematográfica de peso al haber trabajado con Oliver Stone en la película "Salvador", que retrata la guerra que vivió El Salvador. También ha actuado en películas como "Depredador" con Arnold Schwarzenegger o en series como Miami Vice.

Carrillo conversó brevemente con El Diario de Hoy. Habló sobre El Salvador, México, política, monseñor Romero, Televisa y sobre que ya llegó la hora de que el país produzca sus películas...

¿Qué piensa sobre el guion de la película?

Me gustó la historia, pero más que nada quería venir a El Salvador.

¿Ah, sí?

He hecho películas de salvadoreñas.

Claro. Se le recuerda mucho por "Salvador" del director Oliver Stone.

Sí, nunca había tenido la oportunidad de venir por acá. Saber que podía venir a El Salvador me atrajo mucho, realmente. También creo que el tema de la película es algo importante para hablar. Creo también que no hay largometrajes en este país y El Salvador, después de tantos años de guerra, pues es un país que necesita que su gente cuente su historia. Aunque también creo que esta historia no cuenta una historia de El Salvador, porque esto no ejemplifica a este país, porque esto es una historia universal. Sucede en todas las partes del mundo.

¿Tiene una percepción distinta de El Salvador?

Los anglosajones tienen una visión de los latinoamericanos bastante equivocada. Se guían tanto por la publicidad que su propio país les da. Por eso las historias que cuentan de los latinos no son congruentes la mayor parte del tiempo. Para mí es muy importante que Latinoamérica pueda contar sus propias historias. No he venido a pasarme unos días aquí en El Salvador o a filmar. Vengo a ver qué está sucediendo en este país, vengo a hablar con su gente. Quiero darme cuenta de lo que está sucediendo, no por las noticias, sino por lo que veo. Soy una persona muy perceptiva.

¿No le ha hecho ruido el guion de esta película?

Eh... Bueno... El personaje es pequeño, pero importante. Habla sobre la guerra de 1980 y me siento identificada, porque lo que les pasa a los países hermanos latinoamericanos me afecta a mí también. Eso me genera identificación con el personaje. Y como te mencioné antes: me interesa la historia y tenía un chingo de ganas de estar en El Salvador. ¿Sabes?, ustedes ya deberían de haber empezado a hacer sus propias películas desde hace mucho tiempo, porque están capacitados. A ustedes no les hace falta absolutamente nada para hacer cine. Tienen actores, técnicos... Lo tienen todo. Ojalá que puedan seguir logrando más coproducciones, pero también producciones nacionales. Es muy importante que den a conocer El Salvador, es su país, hombre. Es un territorio totalmente virgen en cinematografía y hay que darlo a conocer.

¿Cómo se siente ahora con este nuevo papel, pero filmado en El Salvador?

Independientemente de los errores que haya cometido el director como anglosajón (se refiere a Oliver Stone con "Salvador"), yo siento mucho respeto por ustedes. Les tocó una situación muy difícil, y aún así el propio anglosajón se atrevió a hablar de lo que les pasaba, a pesar de que era su gobierno el culpable de lo que estaba sucediendo en El Salvador, pero el director tuvo mucho hígado para hablar de una situación así. Inocentemente, te puedo decir que en ese momento yo me sentí Che Guevara. Creo que la gente de El Salvador ya no tiene miedo, se está atreviendo a contar su historia. Eso es un avance inmenso. Ojalá eso sucediera en México. Ojalá allá se pudiera hablar. Allá se percibe el miedo. A lo mejor estoy equivocada, pero el temor de allá no lo siento aquí.

¿Eso es en serio?

Sí. Claro que México es un país con contrastes diferentes: es muy grande, tiene una industria de otro nivel. Creo que es la publicidad del gobierno para manipular a la gente. Ustedes aquí van empezando con su nuevo gobierno, con un segundo. Tengo mucha esperanza. Yo no soy persona de miedo y creo que uno debe de protestar, no importa en qué situación estés. Yo siento que en México no llegamos a eso. Se festeja la revolución como si hubiese ganado. Mataron a nuestros líderes, nunca hubo unos acuerdos de paz, nunca hubo cambios. Se creó una dictadura de un partido que duró hasta hace pocos años.

Entonces no puedo dejar de preguntarle por el regreso del PRI y de Peña Nieto...

Peña Nieto no es nadie. Lo pusieron en el poder y ya. Él no va a cambiar nada. La gente controla México no es el PRI (Partido Revolucionario Institucional). Uno de los que controla el país es Televisa. Ustedes cómo ven un chingo de cosas de México (se refiere a los productos de Televisa). O sea: ustedes también están siendo manipulados por la información.

Ya tiene su rato de andar en el país. ¿Ya empezó a conocer El Salvador?

Estoy de la locación al hotel y viceversa. No he ido ni a la playa. Quiero conocer los lugares de los que se hablan en la película ("Salvador"). He tenido contacto con gente maravillosa que voy a recordar para toda la vida. Hoy estuve en el centro. Fui a la tumba de monseñor Romero. Fue tan impresionante para mí. ¿Sabes?, yo no lo veo como un sacerdote, lo vi como un revolucionario, porque los sacerdotes, la Iglesia no protesta. No hacen eso. La Iglesia controla, manipula. Y para mí ese hombre fue muy valiente, fue contra la gente que lo puso en el poder. Se atrevió a decir lo que estaba sucediendo en la guerra. Ir ahí a su tumba, encontrar ese sentir...

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación