Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El ejercicio mejora la sobrevida en pacientes con cáncer prostático

Personas que hacen 20 minutos diarios de actividad física después del diagnostico tienen un 39 % menos riesgo de morir

Ejercicio en pareja

Investigaciones no prueban que hacer más ejercicio prolongue la vida, pero sí tiene un impacto positivo en la salud.

Un estudio sugiere que los hombres con cáncer de próstata que tienen un estilo de vida activo registrarían una mayor tasa de sobrevida que los pacientes más sedentarios.

La actividad física proporciona muchos beneficios, pero los nuevos resultados le atribuyen también "efectos específicos en la supervivencia de los pacientes con cáncer prostático", explicó la autora principal, Stephanie Bonn, del Instituto Carolino, Estocolmo.

Los casos

Solo en Estados Unidos, los CDC estiman que, cada año, unos 210,000 hombres reciben el diagnóstico de esta enfermedad y que unos 28,000 mueren por el cáncer.

En Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention, el equipo de Bonn publica un análisis de los datos de 4.623 hombres de Suecia con cáncer de próstata temprano diagnosticado entre 1997 y 2002. La información incluía detalles de la actividad física de los pacientes y del estado de salud general hasta 2012.

Los participantes que caminaban o andaban en bicicleta por lo menos 20 minutos diarios después de que le diagnosticaran la enfermedad tuvieron un 39 por ciento menos riesgo de morir por el cáncer prostático y un 30 por ciento menos riesgo de morir por cualquier otra causa que los participantes menos activos.

Los resultados

Por ejemplo: hubo 23 muertes por cualquier causa por año por cada 1,000 hombres que caminaban o andaban en bicicleta 20 minutos o más por día, comparado con 38 muertes por cada 1,000 hombres más sedentarios.

Además, se registraron 21 muertes por cualquier causa por cada 1,000 hombres que ejercitaban una hora o más por semana y 34 muertes por cada 1,000 participantes que hacían menos ejercicio.

Bonn aclaró que los resultados se mantuvieron independientemente del tratamiento oncológico utilizado.

Pero dijo que "los resultados se aplican a los pacientes con cáncer prostático localizado" y que "el estudio incluyó solo a pacientes con vida muchos años después del diagnóstico". Señaló que los resultados no alcanzarían a los hombres con tipos de cáncer más agresivos.

La investigación no prueba que hacer más ejercicio prolongue la vida de los pacientes y la autora consideró que sería interesante hacer un estudio sobre los efectos de la actividad física en esta enfermedad en el corto y el largo plazo.

"Estamos realizando un estudio grande sobre muestras biológicas que donaron los pacientes y sus respuestas a un cuestionario para evaluar la actividad física en detalle", explicó Bonn.

"Estudiaremos cómo los distintos tipos de actividad física y el peso influyen en el riesgo de desarrollar el cáncer y la sobrevida", agregó

Prevención

La Organización Mundial de la Salud sostiene que se necesita desesperadamente un mayor compromiso en la prevención y detección temprana, para enfrentar el alarmante incremento de la carga que representa el cáncer a nivel global.

Por ello, es necesario que haya mayor conciencia y acción de las autoridades y de las personas en general, pues el aumento de todos los tipos de cáncer es el resultado de hábitos adquiridos tras conquistar mejores niveles de vida, como un mayor consumo de alcohol o tabaco, el consumo de alimentos procesados y la falta de ejercicio.—Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación