Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En EE.UU. sigue polémica por datos

A través de un comunicado se dijo que el Gobierno obtiene información privada con el conocimiento de las empresas de Internet.

Google y Facebook negaron que hayan abierto sus servidores.

Google y Facebook negaron que hayan abierto sus servidores.

Google y Facebook negaron que hayan abierto sus servidores.

El director nacional de Inteligencia, James Clapper, especificó el sábado en un comunicado que el espionaje de comunicaciones digitales extranjeras se realiza con el "conocimiento" de las empresas de Internet implicadas.

El director de inteligencia, del que depende la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA), quiso quitar hierro a las filtraciones de prensa sobre el programa PRISM, que permite vigilar comunicaciones digitales de nueve grandes proveedores de Internet en EE.UU.

Clapper llamó a PRISM un simple "sistema gubernamental interno de computación" destinado a supervisar datos que se pueden recopilar por mandato judicial.

Según el documento de tres páginas, el Congreso ha sido informado de este programa en 13 ocasiones desde 2009.

El comunicado niega que "el Gobierno estadounidense obtenga unilateralmente datos de servidores de proveedores estadounidenses de comunicaciones" y aseguró que esa información se obtiene tras consentimiento judicial y "con el conocimiento de los proveedores".

Cuando se conocieron los detalles del programas PRISM, filtrados por The Guardian y Washington Post, las grandes empresas de internet como Google o Facebook negaron el conocimiento de dichas solicitudes de cooperación de las autoridades federales.

Pese a que por primera vez, Clapper afirma que el programa PRISM existe, reitera que la NSA limita sus actividades a los ciudadanos extranjeros. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación