Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ébola: más afectados y nuevos fármacos

En África Occidental, el virus ha cobrado 2,288 vidas y se registran 4,293 infectados, según la Organización Mundial de la Salud

La vacuna está basada en el vector de adenovirus derivado de chimpancé, ChAd3. foto edh / archivo

La vacuna está basada en el vector de adenovirus derivado de chimpancé, ChAd3. foto edh / archivo

La vacuna está basada en el vector de adenovirus derivado de chimpancé, ChAd3. foto edh / archivo

La cifra de muertos por el peor brote de ébola de la historia ha subido a al menos 2.296 entre 4.293 casos en cinco países de África occidental, dijo ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las cifras muestran que al menos 200 de las nuevas muertes por la enfermedad se habían registrado hasta el 6 de septiembre, lo que significa que representan sólo un día desde la actualización previa de la OMS, referida al 5 de septiembre.

Los datos más recientes aún reflejan la situación hasta el 5 de septiembre en Liberia, el país más afectado, lo que sugiere que la cifra real ya sería mucho más alta.

Búsqueda de fármacos

Tras los primeros resultados positivos frente al ébola obtenidos al administrar suero experimental en monos –publicados hace dos semanas en la revista Nature–, la última edición de Nature Medicine revela el éxito conseguido en macacos con una vacuna.

El equipo internacional de científicos, liderado por Nancy J. Sullivan, investigadora de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., ha logrado la inmunidad a largo plazo frente al virus del Ébola –la especie conocida como ebolavirus Zaire (EBOV)–, que desde hace meses se extiende por África occidental.

La vacuna está basada en el vector de adenovirus derivado de chimpancé, ChAd3. En humanos de momento solo ha sido anunciada la fase 1, la más preliminar, del ensayo clínico.

El estudio sostiene que lo más efectivo es un régimen de vacunación en el que primero se inocula a los animales con ChAd3 para codificar una glicoproteína ebolavirus y, ocho semanas después, con un vector diferente (vacuna Ankara modificada o MVA), que lleva el mismo gen.

Es importante resaltar que un solo disparo con la vacuna ChAd3 también proporcionó protección completa a corto plazo y parcial a largo plazo.

Según los autores del trabajo, "este ha sido el primer régimen de vacunación que ofrece protección contra el virus unos diez meses después de la administración". Las anteriores pruebas en animales solo mantuvieron la inmunidad en un plazo de cuatro a cinco semanas después de la vacunación.

El equipo seleccionó adenovirus de chimpancé en lugar de adenovirus humanos –utilizados en test anteriores para desarrollar una vacuna efectiva contra el ebolavirus– ya que muchos humanos ya se han expuesto a este tipo de virus y, por lo tanto, su sistema inmunológico está preparado para neutralizarlos.

Aunque los macacos fueron infectados solamente con EBOV, las vacunas contenían los genes que codifican las glicoproteínas de EBOV y de otra especie bastante común, el ebolavirus Sudán (SUDV), por lo que, según los investigadores, "es posible que la vacuna proteja contra ambas cepas". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación