Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La duquesa de Cambridge dio a luz. ¡Es un niño!

El Reino Unido celebra el nacimiento del bebé que estará de tercero en línea para ocupar el trono británico, después de su abuelo Carlos y su padre William. El niño nació después de ocho horas de labor y pesó ocho libras con seis onzas

La duquesa de Cambridge junto a su esposo, Guillermo, en los primeros días de embarazo. Foto EDH / Archivo

La duquesa de Cambridge junto a su esposo, Guillermo, en los primeros días de embarazo. Foto EDH / Archivo

La duquesa de Cambridge junto a su esposo, Guillermo, en los primeros días de embarazo. Foto EDH / Archivo

LONDRES. ¡Es un niño! Catalina, la esposa del príncipe Guillermo, dio a luz a un varón, que ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión al trono británico.

El bebé nació ayer, después de que muchos británicos se despertaron con la noticia de que Catalina, también conocida como la duquesa de Cambridge y Kate Middleton, entró en labor de parto del primer hijo de la pareja.

El anuncio del nacimiento, hecho a través de un comunicado de prensa del Palacio de Kensington, dijo que el niño nació a las 4:24 de la tarde (11:24 de la mañana locales) y que pesó ocho libras y seis onzas.

"El duque de Cambridge ha estado presente en el nacimiento. Su Alteza Real y su hijo están bien y permanecerán en el hospital esta noche", se informó en el comunicado.

"La reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles (Camilla), el príncipe Enrique y miembros de las dos familias han sido informados y están encantados con la noticia", señalaba la nota que difundió el palacio de Kensington.

La duquesa dio a luz en la sala privada "Lindo" del hospital St. Mary, en el centro de Londres, tras ser llevada en coche al hospital desde el palacio de Kensington, donde reside con su esposo.

El anuncio oficial se dio tras varias horas de espera, cuando una notificación fue colocada sobre un caballete ante el palacio de Buckingham de Londres, como establece la tradición de la realeza.

El documento, con la firma del médico que atendió a la duquesa, Marcus Setchell, fue llevado por un emisario real desde el hospital St. Mary, donde la duquesa dio a luz, hasta la residencia oficial de la familia real británica.

El nacimiento real recordó al del padre del bebé, Guillermo, en 1982, en el mismo centro hospitalario de Londres. Muchos recuerdan el momento en que fue llevado en los brazos de su madre, la princesa Diana, con el orgulloso padre, el príncipe Carlos, a su lado.

Se espera que el hijo de Guillermo y Catalina suceda a Carlos y Guillermo en el trono británico.

Nadie puede predecir los cambios políticos y personales que habrá en los próximos años, pero se anticipa que el bebé sea el jefe de Estado de 16 países, entre ellos Gran Bretaña, Australia y Canadá, y posiblemente el jefe de la Mancomunidad de Naciones, que abarca a 54 países.

El niño también se convertiría en Gobernador Supremo de la Iglesia de Inglaterra.

El bebé representa un eslabón viviente de la historia imperial de Gran Bretaña, puesto que es el tátara tátara tátara tátara tátara nieto de la reina Victoria, que reinó en la cúspide del poder británico.

Muchos ingleses y seguidores de la realeza esperaban que Guillermo y Catalina tuvieran hijos poco después de su boda de gala en 2011, que atrajo a una teleaudiencia global de cientos de millones de espectadores.

Sin embargo, la pareja esperó hasta que Guillermo estuviera cerca de concluir su trabajo militar como piloto de búsqueda y rescate de helicóptero en una base aérea en una remota isla de la costa de Gales.

El feliz abuelo

Tras conocer la noticia, el príncipe Carlos, heredero de la corona británica, admitió estar "lleno de alegría" por el nacimiento de su primer nieto.

En un breve comunicado, el príncipe de Gales dijo que tanto él como su esposa, la duquesa de Cornualles, están encantados con la noticia, que califican de "momento increíblemente especial" para los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina.

"Nosotros también estamos encantados por ellos con el nacimiento de un niño", agrega la nota.

"Ser abuelos es un momento único en la vida de cualquier persona, como mucha gente me lo ha dicho en los últimos meses, de modo que estoy enormemente orgulloso y feliz de ser abuelo por primera vez y estamos impacientes de ver al bebé en un futuro cercano", agrega.

La reina Isabel II, la bisabuela, llegó al Palacio de Buckingham por la tarde, donde fue aclamada por el público congregado a la espera de noticias.

Lo que sigue

Puede que pase algún tiempo antes de que se anuncie el nombre del bebé. Cuando nació Guillermo, pasó una semana antes de que se anunciara su nombre. El nombre de Carlos se conoció un mes después.

El género del bebé era de interés particular debido a que la perspectiva del embarazo de Catalina hizo que se modificaran las leyes de sucesión para asegurar que una hija no fuera precedida por un hermano menor.

Por lo pronto, el pueblo británico celebra el advenimiento y la ciudad está vestida de fiesta, del Palacio de Buckingham hasta el London Eye.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación