Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Disminución de glaciares, efecto grave del calentamiento

El estado de los glaciares se trató durante la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP20).

El terreno que rodea a los glaciares suele tener rocas sueltas y esta inestabilidad empeora cuando hay sismos. foto EDH

El terreno que rodea a los glaciares suele tener rocas sueltas y esta inestabilidad empeora cuando hay sismos. foto EDH

El terreno que rodea a los glaciares suele tener rocas sueltas y esta inestabilidad empeora cuando hay sismos. foto EDH

El retroceso de los glaciares se acelera rápidamente en distintas partes del mundo, debido al calentamiento global, lo que supone una grave amenaza de inundaciones y desastres naturales, así como la pérdida de especies y acceso al agua natural.

En una cadena de nevados tropicales, como la Cordillera Blanca de Perú, la disminución ha sido del 22 % entre 1970 y 2003, mientras que en el mar de Amundsen, al oeste de la Antártida, la pérdida anual ha sido de 83,000 millones de toneladas de hielo desde 1992.

Las montañas ocupan el 24 % de la superficie mundial y albergan a 1,200 millones de personas en las comunidades aledañas.

La mitad de la población, asentada en las regiones montañosas de los países en desarrollo, sufren de hambre crónica y la mayoría viven en extrema pobreza, lo cual agrava la situación social por el deshielo de los glaciares, explicó a EFE la portavoz del programa "Hombre y Biósfera de la Unesco, María Rosa Cárdenas.

"La montaña es un regulador del clima, es un regulador de las corrientes del viento, de los flujos del agua, y puede brindar una cierta protección contra los riesgos naturales", explicó Cárdenas.

"La situación en otras partes del mundo es similar a lo que se ve en América Latina, un retroceso glaciar y pérdida de la masa, lo que está conllevando, en gran parte, a uno de los principales problemas, que es la aparición de lagos de origen glaciar", agregó.

Estos lagos tienen un gran volumen de agua, procedente de un glaciar derretido, pero en un lugar inestable y que, de un momento a otro, se rebalsa y puede generar "daños enormes" en las poblaciones por inundaciones repentinas, anotó la especialista.

En imágenes

Este programa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura presentó en Lima, durante la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP20), una exposición de imágenes de satélite sobre el estado de los glaciares en el mundo como consecuencia del cambio climático.

Cárdenas señaló que solo en uno de los 23 glaciares analizados para la muestra, ubicado en Noruega, registró un retroceso en la disminución de la masa glaciar.

"Hay glaciares que en 10 años retrocedieron 1 ó 2 kilómetros, pero en otros glaciares podemos ver un retroceso mucho más grande en 50 años", explicó.

Parte de las consecuencias de la pérdida de los glaciares es tener que adaptarse a saber con qué cantidad de agua podremos contar para beber o regar los cultivos, así como para generar energía. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación