Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desinformación, peor enemigo de hepatitis C

Ya existen tratamientos capaces de eliminar la presencia del virus, según médicos de la Universidad de Cádiz, España.

El virus se transmite por el uso de jeringas y contaminadas.

El virus se transmite por el uso de jeringas y contaminadas.

El virus se transmite por el uso de jeringas y contaminadas.

Los científicos buscan evitar la propagación del virus de la hepatitis C, pero la desinformación acerca de la enfermedad y el estigma social que la rodea son los mayores obstáculos para combatirla, dijo en una entrevista el experto José Luis Cañadas.

"Ya existen tratamientos capaces de eliminar totalmente la presencia del VHC en las personas infectadas", aseguró Cañadas, egresado de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Cádiz (España).

El experto en hepatitis explicó que el trabajo en laboratorios "se dirige ahora a producir compuestos que interfieran con al menos tres mecanismos de replicación (ciclo de reproducción) del virus", pero insistió en la importancia de hacer campañas públicas para acompañar estos progresos.

"Nada ayudaría más para controlar la prevalencia una concientización del público y de los médicos y sistemas de salud", dijo Cañadas que participó en el 23 Congreso de la Asociación Latinoamericana de Estudios del Hígado (ALEH), que concluyó ayer.

La transmisión del VHC, recordó, ocurre sólo por contacto directo de la sangre de una persona infectada con la de una persona no infectada, a través de las transfusiones de sangre contaminada, los productos hemáticos y los trasplantes de órganos.—EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación