Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

10 datos curiosos sobre la Primera Guerra Mundial

Avances significativos en el área de la medicina, el rol de la mujer e ingeniosas técnicas de mensajería son algunos de so datos más curiosos que se suscitaron durante el conflicto bélico, cambiando para siempre

10 datos curiosos sobre la Primera Guerra Mundial

10 datos curiosos sobre la Primera Guerra Mundial

10 datos curiosos sobre la Primera Guerra Mundial

Un clima de guerra siempre genera un ambiente hostil, sin embargo, bajo los escombros de una batalla mundial siempre se encuentran acontecimientos curiosos que de no haber sido por esas circunstancias probablemente no hubiesen sucedido. El sitio web facts.randomhistory.com hace un compilado de los sucesos más peculiares que se gestaron a partir de la Primera Guerra Mundial, en el que incluyen cambios sociales, avances médicos, cambios en los derechos humanos, así como las cooperaciones de otros gobiernos en el conflicto armado. Un ejemplo de ello fue la participación de Estados Unidos., cuando más de 75.000 personas dieron unos 7,5 millones de discursos belicistas de cuatro minutos en los cines y en otros lugares a cerca de 314,5 millones de personas. 

Además, el país norteamericano proporcionó alrededor de 7,5 millones de toneladas de suministros a Francia para apoyar el esfuerzo aliado. Eso incluía a 70.000 caballos o mulas, así como cerca de 50.000 camiones, 27.000 vagones y 1.800 locomotoras. A pesar de que el gobierno de EE.UU. no otorgó la ciudadanía de los nativos americanos hasta 1924, casi 13.000 de ellos sirvieron en la guerra. 

Más de 65 millones de hombres de 30 países lucharon en la Primera Guerra Mundial. Casi 10 millones murieron. Los Aliados (La Entente Powers) perdieron cerca de 6 millones de personas y El Poder Central perdió unos 4 millones. El Tratado de Versalles declaró que Alemania había comenzado la Primera Guerra Mundial. Un Comité de Reparaciones en 1921 decidió que Alemania debía pagar $33 mil millones en compensación a los aliados por el daño que causó. 

1. Heroínas de la historia

Edith Cavell (1865-1915) fue una enfermera británica que salvó a soldados de todos los bandos. 

Cuando ella ayudó a 200 soldados aliados a escapar de la ocupación alemana de Bélgica, fue arrestada y ejecutada por un pelotón de fusilamiento alemán. Su muerte ayudó a cambiar la opinión mundial contra Alemania.

2. El sistema de códigos

Los alemanes eran expertos en interceptar y descifrar los códigos aliados. Ellos también capturaron a uno de cada cuatro mensajeros de documentos. Sin embargo, cuando un comandante de Estados Unidos utilizó miembros de la tribu Choctaw de la Guardia Nacional de Oklahoma, que utilizó un lenguaje extremadamente complejo, los alemanes no pudieron traducirlo, según relatan varios sitios web sobre historia de esta guerra. 

3. Surgen avances médicos

Los médicos aprendieron una mejor gestión de la herida y el ajuste de los huesos. Harold Gillies, nacido en Nueva Zelanda, fue pionero en el tratamiento en Inglaterra en cuanto a la cirugía de injerto de piel. La enorme escala de los que necesitaban atención médica en la Primera Guerra Mundial ayudó a enseñar a los médicos y enfermeras las ventajas de la especialización y la gestión profesional.

4. La emancipación de las mujeres

Las mujeres se hicieron cargo de muchos puestos de trabajo tradicionalmente masculinos y demostraron que podían llevarlas a cabo tan bien como los hombres. En 1918, a la mayoría de las mujeres mayores de 30 años se les dio el voto en las elecciones parlamentarias británicas. Dos años más tarde, la enmienda 19a concedió a las mujeres americanas el derecho de votar.

5. Secuelas psicológicas 

Millones de soldados sufrieron "neurosis de guerra", o trastorno de estrés postraumático, debido a los horrores de la guerra de trincheras. Hombres conmocionados a menudo tenían diarrea incontrolable, no podían dormir, dejaron de hablar, gemían durante horas, y se movieron sin control. Algunos soldados se recuperaron y otros sufrieron por el resto de sus vidas.

6. Navidad en tiempos de guerra 

En la víspera de Navidad en 1914, los soldados de ambos lados del frente occidental cantaron villancicos entre sí. El día de Navidad las tropas a lo largo de dos tercios del Frente declararon una tregua. En algunos lugares la tregua duró una semana. Un año más tarde, los centinelas de ambos lados recibieron la orden de disparar a cualquiera que intentara repetir su actuación.

 

7. Afroamericanos en el campo de batalla

Más de 200.000 afroamericanos sirvieron en la Primera Guerra Mundial, pero sólo alrededor del 11 por ciento de ellos estaban en las fuerzas de combate. El resto fueron puestos en unidades de trabajo, eran utilizados como cargadores, para la construcción de carreteras, y la excavación de zanjas. Sirvieron en divisiones separadas (la 92a y 93a) y entrenados por separado.

8. El uso de gases como arma letal

Como parte de las estrategias de guerra, los alemanes lanzaron cerca de 68.000 toneladas de gas, y los británicos y franceses 51.000 toneladas. En total, 1.200.000 soldados de ambos bandos fueron gaseados, de los cuales 91.198 sufrieron muertes crueles. 


9. Palomas mensajeras 

Más de 500.000 palomas llevaron los mensajes entre los cuarteles generales y las líneas del frente. Grupos de palomas entrenadas para volver a la primera línea fueron lanzadas en las zonas ocupadas en paracaídas, en donde permanecían hasta que los soldados tenían mensajes para enviar de nuevo. 

10. El fenómeno de las "Hello Girls"

"Hello Girls" eran las mujeres estadounidenses que sirvieron como operadores de telefonía para las fuerzas de Pershing en Europa. 

Las mujeres hablaban con fluidez en francés e Inglés y fueron especialmente entrenadas por la American Telephone and Telegraph Company. 

En el año 1979, el Ejército de Estados Unidos finalmente dio medallas de guerra y beneficios de veteranos a las pocas Hello Girls que todavía estaban vivas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación