Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuerdas en honor al gran maestro Mangoré

El legado musical del guitarrista paraguayo será recordado en el Teatro Nacional de San Salvador, en el marco del 70 aniversario de su muerte

Agustín Pío Barrios, también conocido como "Nitsuga Mangoré", guitarrista clásico y compositor paraguayo.

Agustín Pío Barrios, también conocido como "Nitsuga Mangoré", guitarrista clásico y compositor paraguayo.

Agustín Pío Barrios, también conocido como \"Nitsuga Mangoré\", guitarrista clásico y compositor paraguayo.

La gira internacional "Tras las huellas de Mangoré", en homenaje al guitarrista paraguayo Agustín Pío Barrios, quien recorrió el mundo con su música, cerrará mañana en el Teatro Nacional de San Salvador. Contará con la participación de los talentosos músicos Berta Rojas y Paquito D'Rivera.

Es así como El Salvador se convierte en la última estación de este tour, un tributo al maestro de la guitarra, quien vivió en este país la etapa final de su vida.

Carlos Payés, fundador de la Asociación Mangoré de El Salvador, platicó con El Diario de Hoy sobre el proyecto que ha transmitido la música de Mangoré al mundo, así como la trayectoria artística y vida de este hombre "cultivado", como lo denomina.

Payés fundó la asociación 49 años después de la muerte de Mangoré pero relata anécdotas de este compositor como si hubiese vivido muy de cerca. Han sido más de 20 años los que ha dedicado a investigar su obra, recopilar su música, partituras, fotografías y artículos periodísticos sobre el guitarrista.

Payés, amante de la cultura "mangoriana", explicó que el nombre de este artista paraguayo mutó a "Nitsgua Mangoré", que significa Agustín al revés y Mangoré en honor a un caciqué guaraní de la época de la conquista. El fundador explicó que el guitarrista creó un alterego y representó así la identidad latinoamericana.

"Se presentaba vestido como cacique en sus conciertos, por ello, cuando pisó suelo salvadoreño, Mangoré fue anunciado como el "indio que venía de las Amazonas", relató Payés.

El encuentro de Payés con la guitarra clásica se dio a través de los discípulos de Agustín Barrios, también llamados "mangorianos". Al conocer a Candido Morales, quien lo lleva a las reuniones de estos 12 alumnos, Payés siente que conoce de años a Mangoré.

"Escuché todas las anécdotas de ellos. Él era su gran mentor, les cambió la vida completamente y se dedicaron a tocar la guitarra y a perpetuar su música. Yo escuché todas esas anécdotas, eso me hizo tener una idea de cómo era. Era como si yo lo hubiera conocido. La transmisión cultural mangoriano me tocó por eso es que me siento parte de ello", apuntó.

Esta conexión artística permitió que este doctor de profesión, pero músico y artista por pasión, entregara parte de su vida al estudio de la obra musical de Barrios.

El trabajo para mantener la asociación y transmitir el legado de Mangoré ha sido titánica. De acuerdo con Payés, muchos de los patrocinadores descontinuaron la ayuda y "la asociación funcionaba por puro altruismo".

Payés es quien ha tomado las riendas de la asociación y como él lo define: "me quedé por amor al arte".

Ese mismo "amor" lo llevó a inaugurar la exposición "Bajo el signo de Mangoré" en el Museo Nacional de Antropología "David J. Guzmán", el pasado 9 de octubre.

A ello se suma que en 2005, Payés abrió un puente cultural con un grupo de paraguayos para trabajar en pro de la obra de Mangoré. Sin embargo, parte del legado del artista guaraní ha querido ser trasladada a su país de origen.

En El Salvador

Según, Payés hay dos etapas en el trabajo de este músico. El primer momento Mangoré lo dedicó a componer e interpretar mientras vivió en Argentina y Uruguay, este último país donde escribió la mita de su música. La segunda etapa es donde se establece en El Salvador luego de una invitación del general Maximiliano Hernández Martínez.

"Mangoré vino al final de su vida, decidió dedicarse a enseñar. Era lo que siempre había querido hacer. Tenía objetivos y metas grandes en su vida: componer música de todos los países que había visitado, y el otro era enseñar su guitarra", comentó.

Asimismo, este apasionado por la música de Mangoré agregó que sus estudios y obras más grandes la realizó en El Salvador. "Una limosnita por el amor de Dios", extraída de un retrato costumbrista, es calificada como una obra mágica.

Las investigaciones de Payés explican que en América del Sur tuvo muy pocos alumnos al contrario de lo que cimentó en el país. Su conocimiento en música, específicamente en guitarra, lo transmitió en el Conservatorio Nacional de Música de El Salvador.

"Lo que es esencialmente musical es lo que queremos rescatar de la obra de Mangoré. Que se conozco su obra, que se toque, que se oiga", acotó Payés entorno a la falta de conocimiento de la obra musical de "Nitsgua Mangoré".

En su honor

Los salvadoreños tendrán la posibilidad de escuchar y deleitarse con las guitarra de Berta Rojas , así como del talento de Paquito D'Rivera. Un verdadero espectáculo para honrar la vida y obra de Mangoré.

"Cuando Berta está en su plenitud, no hay intérprete vivo que toque la obra de Barrios mejor que ella", publicó el Washington Post entorno al trabajo de Rojas cuando interpreta canciones del músico paraguayo.

Catalogada, a la vez, como la mejor guitarrista clásica femenina de América Latina, lleva la pasión de Barrios en sus venas y parte de ello lo llevó a montar la gira.

Se ha presentado en escenarios de renombre como el Frederick P. Rose Hall del Jazz en Lincoln Center, en Nueva York, en National Concert Hall, Dublín, Bruselas, entre otros.

Ahora, Rojas es embajadora de Turismo del Paraguay y profesora de la catédra de guitarra en la Universidad George Washington.

Por su parte, D' Rivera es un músico cubano fundador de la Orquesta Cubana de Música Moderna. Ganador de nueve premios Grammy y la Medalla Nacional de Artes, otorgada por la Casa Blanca, este prodigio cubano acompañará a Rojas fusionando su saxofón a la guitarra de Rojas.

Aunque el montaje y producción ha estado a cargo de la músico paraguaya, la idea original de este homenaje al maestro Mangorié fue de Carlos Payés.

"He estado involucrado pero esto lo ha hecho ella de una manera muy independiente. No ha sido fácil. Queríamos hacer una cosa grandiosa pero no pudimos porque los patrocinadores ya no están", manifestó Payés.

A pesar de los obstáculos que se presentaron para la organización del evento, mañana, en el Teatro Nacional de San Salvador albergará un espectáculo músical de alta calidad. A partir de las 6:00 de la tarde los asistentes disfrutarán de todo el talento y pasión de las composiciones de Mangoré.

"Nadie sabe de la obra de Mangoré, nadie sabe quién es Mangoré", enfatizó Payés. Es por ello que es significativo evidenciar la obra de este maestro a través de este tributo interpretado por nuevas generaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación