Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crean un "páncreas biónico"

Un dispositivo portátil experimental fue sometido a pruebas en pacientes, monitoreándoles constantemente el nivel de glucosa en la sangre y administrándoles automáticamente la insulina

El dispositivo fue desarrollado por el Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Boston

El dispositivo fue desarrollado por el Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Boston

El dispositivo fue desarrollado por el Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Boston

Los científicos han logrado grandes avances con un "páncreas biónico" para ayudar a algunas personas con las complicaciones diarias de controlar la enfermedad.

Un dispositivo portátil experimental fue sometido a pruebas en pacientes, monitoreándoles constantemente el nivel de glucosa en la sangre y administrándoles automáticamente la insulina, informaron médicos el domingo.

El dispositivo mejoró el control de la glucosa en la sangre más de lo que hicieron los monitores estándar y bombas de insulina al ser probado cinco días entre 20 adultos y 32 adolescentes. A diferencia de otros páncreas artificiales que sólo corrigen el exceso de azúcar en la sangre, éste también puede controlar casos de hipoglicemia en los que el azúcar es demasiado baja, lo que imita la función de un páncreas natural.

El dispositivo fue desarrollado por el Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Boston. Los resultados se presentaron el domingo en una conferencia en San Francisco de la Asociación Estadounidense sobre la Diabetes y se publicaron en internet en la revista New England Journal of Medicine.

"Estoy muy entusiasmada", dijo la doctora Betul Hatipoglu, endocrinóloga de la Clínica Cleveland, quien no participó en el proyecto. Muchos pacientes se frustran esperando una cura, así "que es un magnífico horizonte nuevo para ellos".

El páncreas biónico es para la diabetes Tipo 1, que normalmente comienza en la niñez. Aproximadamente 5% de las 26 millones de personas que tienen diabetes en Estados Unidos padecen del Tipo 1 y no pueden producir insulina para convertir los alimentos en energía. Eso provoca que el nivel de glucosa en la sangre aumente, lo que hace subir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y muchos otros problemas.

Esas personas tienen que monitorearse e inyectarse insulina varias veces al día o usar una bomba de insulina, un dispositivo pequeño con un catéter subcutáneo.

"Esto les quitaría un gran peso de encima", dijo el doctor Steven Russell, especialista en diabetes del Hospital General de Massachusetts, con relación al páncreas biónico que ayudó a diseñar.

El aparato tiene tres piezas: dos bombas del tamaño de un teléfono celular "una para la insulina y otra para el glucagón (sustancia que hace subir el nivel de glucosa en la sangre)", y un iPhone conectado a un monitor constante de glucosa. El paciente se inserta tres pequeñas agujas debajo de la piel, generalmente en el estómago, para conectar los aparatos, que se guardan en un pequeño bolso.

Los pacientes tienen que medirse la glucosa dos veces al día y asegurarse que el monitor está calibrado, pero el sistema se encarga de administrar la insulina o el glucagón automáticamente.

Kristina Herndon dijo que a Christopher, su hijo de 13 años, "le encantó" cuando probó el aparato como parte del estudio y "se sintió muy triste cuando lo tuvo que devolver" al final del proyecto. Christopher tiene que medirse el azúcar entre 8 y 10 veces al día y su familia tiene que supervisarlo de cerca en caso que le baje la glucosa cuando duerme, lo que puede provocar convulsiones y hasta la muerte.

"Es una enfermedad que muchos piensan que no es nada grave, pero es muy difícil para la familia", dijo Herndon, quien vive en Newburyport, Massachusetts.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación